Continúa el misterio por la muerte de un empresario en Club el Nogal

El ciudadano mexicano de 42 años falleció entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de agosto y son varias las hipótesis que se tejen alrededor de su muerte.

Después de tres meses, cuando el Club el Nogal decide pronunciarse sobre la extraña muerte de Luis Fernando Campos Yannelli, nacido en el Distrito Federal de México, se reabrió la investigación de las causas del deceso del empresario, que visitaba Colombia por invitación de uno de los socios del Club.

El comunicado del club afirma que “el señor Luis Fernando Campos, quien se encontraba hospedado en el hotel del club, falleció el pasado 27 de agosto del presente año y las causas de su fallecimiento se desconocen hasta el momento.

En relación con las versiones sobre una supuesta fuga de gas, la administración del club reitera que hasta el momento se desconocen las causas de la muerte del ciudadano mexicano, y por lo tanto manifestaciones como esa seguirán siendo “rumores carentes de fundamento”.

Una de las hipótesis es que Campos habría muerto por una fuga de gas que se produjo en las instalaciones del Club. La teoría tomó fuerza cuando se hizo un mantenimiento a la red de conductos de El Nogal, y se encontró uno roto, a menos de cinco metros por debajo de la habitación 22 en la que se hospedó el ciudadano mexicano. Sin embargo, ninguna otra persona se vio perjudicada por la afectación del conducto.

Campos llegó el 25 de agosto al país. En la mañana del día 26, tenía una reunión programada con el socio que lo invitó, a la cual no asistió. Tampoco contestó el teléfono de la habitación, por lo cual se tomó la decisión de ingresar a la misma y se encontró a Campos en el suelo y con pulso débil. Rápidamente fue reanimado y en el momento se pensó que los hechos fueron producto de la altura de Bogotá. En la noche siguiente, se dio el fallecimiento del ocupante de la habitación número 22.

El giro de la investigación se dio por cuenta de la revelación por medio de Semana de los videos de seguridad del Club. En estos, se observa que Campos ingresó a las 8:13 p.m. del 26 de agosto a la habitación, con el socio que lo invitó al país y con otra persona que aún no ha sido identificada. Al minuto ingresó otro ciudadano mexicano que llegó junto a Campos a Bogotá.

Minutos más tarde, a las 8:31 p.m., los tres personajes que ingresaron a la habitación 22 salieron, y es Campos quien los despide en la puerta de la misma. El último movimiento que se registró en el lugar de alojamiento fue la entrega de un pedido por parte de un empelado del Club.

El informe de Medicina Legal, revelado por Semana, indica que “la necropsia arrojó que el fallecimiento se pudo dar por un aumento de flujo sanguíneo a las vísceras del cuerpo, asociado a alteraciones gastrointestinales’’.