En el último año han salido a la luz pública cuatro casos

Continúa la inseguridad en Transmilenio

El pasado sábado, una mujer fue herida con arma blanca por dos hombres, en la estación Calle 106. Las autoridades aseguran que han tomado medidas para disminuir estos episodios. Sin embargo, las personas aún temen utilizar este medio de transporte.

Cristian Garavito

Una vez más los delincuentes fueron protagonistas en el sistema de Transmilenio. El pasado sábado, a las 7:30 p.m., una mujer fue atacada por dos hombres en un articulado que en ese momento se detuvo en la estación Calle 106, en la autopista Norte. Según cuenta Ivonne Ruiz, víctima del hecho, los agresores ingresaron con puñal en mano a amedrentar a los pasajeros. Las personas, entre ellas Ivonne, intentaron salir del articulado. Pero uno de ellos la alcanzó y le enterró el puñal en la espalda. (Lea: Apuñalan a una mujer en la estación calle 106 de Transmilenio)

Junto con su novio y dos personas, llegó hasta la clínica Corpas, donde fue atendida de inmediato. Hoy está fuera de peligro, aunque le quedó una herida de tres centímetros. Sin embargo, la usuaria sigue nerviosa y dice que no quisiera volver a montar en Transmilenio. Y no es para menos.

A su caso se suman otros cuatro que han salido a la luz pública en lo corrido del año. En uno murió un funcionario de la empresa. Y en otro una joven quedó en coma.

Las quejas de los pasajeros por la inseguridad en Transmilenio son pan de cada día. Los usuarios se sienten inseguros en el espacio público y muchos consideran que falta más pie de fuerza en las estaciones. Por ejemplo, cuando ocurrió el hecho del sábado no había policía, el vigilante estaba en la entrada y eran apenas las 7:30 de la noche.

También manifiestan su inconformismo porque las puertas de acceso a los articulados siempre están abiertas y eso permite el ingreso de algunos delincuentes que se cuelan al sistema para atacar. Raponeo, cosquilleo y amenazas son los métodos de los criminales para quitarles a los usuarios sus pertenencias.

De acuerdo con la encuesta de percepción y victimización, realizada por la Cámara de Comercio de Bogotá, el 52 % de los robos se efectuaron en las calles y el 17 %, en el transporte público. Asimismo, el 16 % de los ciudadanos aseguraron haber sido lesionados en el espacio público.

Según el documento, si bien hubo una disminución de 16 puntos en el transporte, con respecto al año anterior, los expertos sugirieron mayor presencia encubierta en las estaciones de Transmilenio, pues al parecer dieron resultados positivos. Lo cierto es que los bogotanos viven con miedo. El 89 % de los encuestados creen que Transmilenio es inseguro.

Roberto García, experto en seguridad ciudadana de la Universidad Javeriana, afirmó que es momento de replantear la estrategia de seguridad en Bogotá. Para él, la Policía Metropolitana debe acudir al apoyo de las empresas de seguridad privada: “La Policía no da para una red tan grande de delincuentes que hay en Transmilenio y menos en medio de esas aglomeraciones. Así será más fácil controlar el ingreso de las personas y mitigar el problema de los colados, que en muchas ocasiones está relacionada con los delitos en el sistema”. También cree que es importante aumentar el número de cámaras en los vagones de los articulados y las estaciones y mejorar la iluminación del transporte y las calles. (Lea: Agreden con arma blanca a policía en Transmilenio)

Por otro lado sugirió invertir en un modelo de policía de proximidad. “Eso quiere decir, más cercano a la gente. Se necesitan más uniformados en el transporte y en las calles, caminando y no en patrullas o motos. Se necesitan policías que paseen por las zonas, dando sus rondas. Eso genera la sensación de seguridad permanente”.

Transmilenio lamentó el hecho y se comprometió a dar con el paradero de los responsables. “Desafortunadamente, este es un nuevo episodio violento en la ciudad, que condenamos, y trabajamos de manera conjunta con la Secretaría Distrital de Seguridad y la Policía Metropolitana en la identificación, el seguimiento y la captura de los responsables, en articulación con la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Gobierno Nacional, a fin de identificar a estas bandas y judicializarlas”.

Asimismo aseguró que se siguieron los protocolos de seguridad establecidos. “Se ofreció, a través de un auxiliar de Policía, el apoyo de una ambulancia, el cual la víctima no aceptó y prefirió ir a pie en compañía de dos personas que la acompañaron hasta la clínica Piñeros Corpas, donde fue atendida y dada de alta 24 horas después”. Según un testigo, si bien es cierto que la mujer decidió caminar para llegar más rápido a la clínica, no es verdad que hubiese un auxiliar en la zona.

La entidad dijo que ya tiene identificados los puntos críticos donde se presentan más problemas de inseguridad en el sistema y se han realizado 25 operativos de enero a junio de 2017, en los que han sido capturadas 171 personas, se han realizado 58 incautaciones de armas blancas y de fuego, y 275 incautaciones de dosis de alucinógenos. También habló de una estrategia junto con el sector privado para sensibilizar en cultura ciudadana y reducir la violencia en las comunidades. (Lea: Colado asesina a empleado de Transmilenio)

Otros casos

Funcionario de TM: Leonardo Licht Hoyos, un empleado de Transmilenio, fue asesinado en la estación Avenida Jiménez en enero de este año, por llamarle la atención a un colado. El homicida fue capturado y condenado a 22 años de cárcel. Las autoridades aseguran que cada 36 horas es agredido un funcionario del sistema.

Joven universitaria: el 18 de abril, Daniela García Rincón, estudiante de diseño de la Universidad de los Andes, recibió un disparo en la cabeza al salir de la estación 21 Ángeles de Transmilenio, en el noroccidente de Bogotá. Al parecer, la joven de 22 años intentó rehusarse a un atraco cuando fue agredida. Aún no hay capturados.

Auxiliar de policía: en mayo de este año, un hombre en estado de embriaguez agredió con arma blanca a un policía. El hecho ocurrió en un articulado que en ese momento paró en la estación Granja-Carrera 77. Unos hombres estaban agrediendo verbalmente a una mujer, cuando el uniformado intervino. El agresor fue capturado.

Usuaria del J70: a finales del año pasado, una pasajera del articulado J70, con destino al centro de Bogotá, afirmó que en el bus que se transportaba fue asaltada por dos hombres. Según su testimonio, los sujetos la amenazaron a la altura de la calle 142 con un arma blanca y le exigieron que les diera su bolso y su celular.

 

 

últimas noticias

Que la delincuencia no le amargue la Navidad