Continúa prohibición de campamentos en el embalse del Neusa: CAR

La medida busca que sea mitigado todo riesgo de incendios forestales en Cundinamarca.

Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca.

Las altas temperaturas que registra Cundinamarca, uno de los departamentos más afectados por el Fenómeno de El Niño que hostiga al país desde 2015, obligan a que diversiones como el camping que realizan cientos de habitantes de Bogotá y los municipios aledaños al Parque Forestal Embalse del Neusa, siga suspendido por decisión de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).

Desde octubre del año anterior, la entidad decretó la restricción en el servició de camping, con el fin de evitar posibles emergencias ambientales durante la temporada de sequía en el departamento. A día de hoy, la decisión no ha podido ser revocada debido a los números que siguen registrando los termómetros de Cundinamarca.

La CAR aseguró que la medida busca que sea mitigado todo riesgo de incendios forestales en el departamento, generados en su mayoría por actividades en que hay uso permanente de fuego, como fogatas o asados. La presencia de colillas, botellas, y elementos inflamables, son otras de las amenazas constantes que han resultado en las graves conflagraciones que han sufrido los bosques cundinamarqueses desde el aumento de temperaturas.

Según la CAR, hay más de 11.000 hectáreas de bosque afectadas en Cundinamarca por cuenta de los incendios forestales de finales de 2015. Por esto, la entidad reiteró el llamado nacional al ahorro de agua y energía eléctrica, y anunció que una vez sea superada la temporada seca por cuenta del Fenómeno de El Niño, se reactivará el servicio de camping en el Neusa.