Continúan operativos en el centro de Bogotá para desalojar a los habitantes de calle

La situación afecta a los barrios aledaños al sector del Bronx. Más de 200 habitantes de calle se apostaron en el caño de la calle Sexta con Carrera 30.

Twitter @intiasprilla

Los operativos de la Policía en el centro de Bogotá para sacar a los habitantes de calle de los barrios aledaños al sector conocido como el Bronx, donde se han ubicado a raíz del desalojo, no se detienen. (Lea: Mafia del Bronx tenía infiltrada a la Policía y la Fiscalía)

Ante las quejas de comerciantes sobre la presencia de habitantes de calle en el barrio La Estanzuela, Santa Fe y San Bernardo, la cual ha incrementado la inseguridad por el aumento de robos y venta de estupefacientes, más de 300 policías llegaron a garantizar la seguridad en estas calles. (Vea: Así se ve el Bronx después de que la Policía tomó el control)

Pero parece ser que en vez de dirimir el problema, causó que los habitantes de calle nuevamente fueran desalojados sin ser reubicados y por eso se toman cualquier lugar para vivir. Es el caso del caño de la calle sexta con carrera 30, donde hay apostados más de 200 habitantes de calle, exigiendo que no los lastimen ni los continúen sacando porque no tienen a donde ir. (Imágenes: Así transcurre en Bogotá traslado voluntario de habitantes de calle a hogares de paso)

"A nosotros nos sacaron del Bronx y el alcalde no ha hecho nada para reubicarnos y la Policía solo nos trata mal y nos saca de todos los sitios donde estamos. La misma ciudadanía hace que la Policía nos saque y que nos golpee (…) Lo único que queremos es que nos dejen tranquilos y no nos maltraten más”, afirmó a Blu Radio uno de ellos.

Cientos de transeúntes de esta zona han publicado fotografías que evidencian la problemática que tiene maniatado al Distrito debido a que aunque tienen un programa de rehabilitación para esta población, no puede obligar a los habitantes de calle a trasladarse a los hogares de paso. Deben hacerlo voluntariamente y, según la Alcaldía, hay muchos de ellos que no ceden.

 

Todo esto inició a raíz de que a mediados de mayo, la Policía en compañía de la Sijín y la Fiscalía realizaron una intervención en el Bronx que pretendía acabar con el microtráfico que había en la zona pero que terminó destapando una escabrosa escena de terror por todo lo que ocurría al interior de estas viviendas. Desde torturas, secuestros hasta prostitución infantil encontraron las autoridades.

La semana pasada inició la demolición de los 66 edificios que componen este sector y que evidencian la crueldad que se vivía allí. Este proceso tardará un año para darle paso a un proyecto de renovación urbana.

Temas relacionados