Contralor de Bogotá pone en cintura a centros de atención para adultos mayores

Diego Ardila alertó que se están prestando servicios de salud incumpliendo estándares tecnológicos y científicos.

El contralor de Bogotá, Diego Ardila Medina, alertó a la Administración Distrital por los servicios que se están prestando en algunos Centros de Protección Social para adultos mayores. El ente de control, luego de haber realizado un trabajo de campo, evidenció que los centros “Bosque Popular” y “Bello Horizonte” prestan servicios de salud “incumpliendo estándares de capacidad tecnológica y científica de habilitación”.

El funcionario señaló, con base en el artículo 1º del decreto 1011/2006, que dichos centros deberán abstenerse de prestar los servicios de salud. “En la visita fiscal realizada a estos dos Centros de Protección, administrados directamente por la Secretaría de Integración Social, se detectaron varias falencias”.

Ardila reiteró que “los señalados Centros de Protección no han cumplido con los requisitos de capacidad tecnológica y científica, relacionados con el recurso humano, infraestructura, instalaciones físicas-mantenimiento, dotación mantenimiento, procesos prioritarios asistenciales, historia clínica, registros asistenciales y seguimiento a riesgo en la prestación de servicios de salud”.

Además, se encontró que gran parte de los usuarios de dichos centros son pacientes crónicos de diferentes patologías que requieren de algún tipo de soporte para el mantenimiento de sus funciones vitales normales.

“Paralelamente a las actividades propias de los centros se vienen realizando trabajos de atención básica en salud tales como elaboración, manejo y custodia de historias clínicas, actividades básicas de enfermería y almacenamiento y administración de medicamentos, entre otros, los cuales exigen la implementación y fortalecimiento del Sistema Único de Habilitación Vigilancia, Seguimiento y Control sobre estas actividades, las cuales están reglamentadas por la Resolución 1478 de 2006”, señala el informe de la Contraloría de Bogotá.

El ente de control también halló, según los formularios de inscripción en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud, que aunque Integración Social tiene habilitados los servicios de psicología, terapia ocupacional y terapia física, “a la fecha se encuentra en la imposibilidad de cumplir con las condiciones para la habilitación, dado que no cuenta con la infraestructura requerida”.

El contralor manifestó su preocupación porque la Secretaría de Salud no ha realizado visitas de inspección a los mencionados Centros de Protección.

De acuerdo a Ardila, desde la fecha de inscripción, 16 de noviembre de 2006, no se ha verificado el cumplimiento de los requisitos de habilitación con relación a los servicios de salud declarados y “no ha impuesto ningún tipo de sanción a los infractores”.