Contraloría de Bogotá, preocupada por sobrecostos en nuevo modelo de basura

Más de $62 mil millones suman los procesos de responsabilidad fiscal.

El Espectador

La Contraloría de Bogotá abrió un nuevo proceso de responsabilidad fiscal por la implementación del nuevo modelo de recolección, barrido y limpieza de residuos sólidos en Bogotá y anunció que correrá traslado del auto de apertura a los organismos competentes, al evidenciarse la presunta omisión de hechos y conductas que incursionan presuntamente en la órbita de lo penal y disciplinario.

Según la contralora Ligia Inés Botero, una vez valoradas las pruebas que acreditan los hechos se encontraron presuntas irregularidades en la falta de planeación, falta de estudios de mercadeo que permitieran obtener el mejor precio y la oferta más favorable en atención a salvaguardar el patrimonio público e improvisación en las actuaciones administrativas de los servidores públicos en el Distrito Capital al adoptar un nuevo esquema para la prestación de servicio de aseo en la ciudad.

Lo anterior, según el organismo de control, no responde a los principios del artículo 209 de la Constitución Política, igualdad, eficacia, economía y celeridad, ocasionando que la indagación preliminar No. 10100-06-12, concluyera con un menoscabo a los intereses patrimoniales de la ciudad en cuantía de $29.223.661.718, representado en la adquisición de bienes y servicios que no corresponden a las necesidades reales que demanda la prestación del servicio de aseo por parte del operador público.

Los componentes valorados por el organismo de control en la indagación preliminar fueron los siguientes:

  • Contratos de consultoría para la implementación de un modelo óptimo en el nuevo esquema de basuras que contemplaban las macrorutas y microrutas de recolección domiciliaria de barrido mecánico, de barrido manual y descripción metodológica de los servicios de recolección domiciliaria.
  • Gastos de contratación de personal innecesarios (gastos por costos nominales): Se contrataron 4.224 personas para cubrir el 100% de la operación de recolección, barrido y limpieza, y hoy, casi un año después sólo se tiene en operación el 52% por parte de la empresa pública.
  • Sobrecostos en la contratación de volquetas, camionetas y equipos compactadores usados.
  • Contrato Interadministrativos de Comodato No. 0161 de 2013 entre la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, Empresa Aguas de Bogotá, entre otros.

La contralora Botero dijo que el pasado 23 de septiembre de 2013 ya se había abierto otro proceso de responsabilidad fiscal por daño fiscal en cuantía de $33.343.280.858 por presuntas irregularidades en los contratos de suministro y adquisición de maquinaria y equipos.

Según el organismo de control, el Acueducto compró 218 vehículos de aseo basados en el supuesto de que el Distrito operaria en el 100% de la ciudad cuando en realidad sabían que sólo podían operar en el 52%, en el mejor de los casos, lo que explica la sobredimensionada compra de maquinaria. Actualmente se encuentran subutilizados más de 100 vehículos, sin prestar el servicio para el cual fueron adquiridos.

En total, dijo Botero, son dos los procesos de responsabilidad fiscal abiertos por la Contraloría de Bogotá relacionados con la adopción del nuevo esquema de aseo para la ciudad que asciende a la suma de $62.566.942.576.

últimas noticias