Contraloría de Bogotá y Supersalud firman convenio para enfrentar crisis

Esa alianza estratégica estará vigente por tres años.

Este lunes el contralor de Bogotá, Mario Solano Calderón, firmó un convenio interinstitucional con la Superintendencia Nacional de Salud con el fin de mejorar la calidad del servicio en el sector salud, el cual atraviesa por una crisis debido a la cartera morosa que tienen las EPS Subsidiadas con la red pública hospitalaria que asciende a los 250 mil millones de pesos.

"La idea es unir esfuerzos y hacer sinergias entre todas las entidades distritales para mejorar la calidad del servicio en la salud y lograr que las EPS depuren su cartera con los hospitales distritales, ese es uno de los objetivos primordiales de esta alianza estratégica", explicó Solano.

El funcionario explicó que tanto la Contraloría de Bogotá como la Supersalud realizan auditorías a las EPS y a los hospitales públicos pero que cada una de las entidades tienen herramientas diferentes y que la idea del convenio es trabajar conjuntamente para optimizar el trabajo.

"Esa unión de esfuerzos se va a ver representada en mayores beneficios para la comunidad", desctacó Solano.

Retos del convenio

- Depurar las carteras morosas tanto de las EPS como de los hospitales públicos.

- Lograr que la gestión de los hospitales sea eficiente.

- Calidad de los servicios

- Que no se sigan incrementando las carteras

- Lograr que se cumplan los plazos establecidos para depurar la deuda por parte de las EPS.

El contralor Distrital explicó que en las auditorías que ha realizado ese ente de control se ha encontrado que la gestión administrativa para cobrar esas carteras es baja.

"La gestión en algunos hospitales es nula, eso hace que cada vez haya más cartera y, además, no hacen esfuerzos por cobrar", indicó.

Desde el mes de julio el contralor Distrital, Mario Solano, se ha venido reuniendo con la Secretaría de Salud, la Personería de Bogotá, los representantes legales de las EPS subsidiadas morosas, y representantes de los hospitales públicos, para acordar pagos de la cartera morosa.

Esos acuerdos han consistido en que esos pagos se efectúen directamente a las tesorerías de los hospitales.

Entre mayo y junio la Secretaría de Salud giró 70 mil millones de pesos, de los cuales 35 mil millones se fueron directamente a los hospitales de la red pública.

La cartera morosa de las EPS afecta en mayor proporción a los hospitales de tercer nivel o mayor complejidad, como el Hospital El Tunal o el Simón Bolívar.

 

últimas noticias