Crece la preocupación porque 11 hospitales públicos están al borde de la quiebra

Este viernes se podría declarar la emergencia hospitalaria en Bogotá.

Hay expectativa en la ciudad por la posible declaratoria de emergencia hospitalaria en Bogotá como consecuencia de la grave situación financiera por la que atraviesa la red de hospitales del Distrito. Se espera que el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, presente una propuesta oficial para que el alcalde Gustavo Petro declare la emergencia de salud en la capital.

Desde el Concejo de Bogotá se ha manifestado la preocupación por la crisis en la salud, el concejal Roger Carrillo asegura que la situación se ha agudizado en los últimos días a causa de la unificación del Plan Obligatorio de Salud (POS).

"Once de los 22 hospitales de la red distrital están al borde de la quiebra. Y cinco de las ocho EPS que operan en la capital ya lo están. El déficit que tienen varios de los hospitales del Distrito y el cierre de las Entidades Promotoras de Salud (EPS) Colsubsidio y Ecoopsos en Bogotá son solo dos de los graves inconvenientes por los que actualmente atraviesa la salud en la ciudad, lo que lleva a la capital a pedirle la intervención inmediata al sistema por parte del Gobierno Nacional", dice el cabildante.

Carrillo agregó que la crisis de la salud es insostenible. "Los hospitales del Distrito están al borde del colapso. Cinco de las ocho EPS que funcionan en la capital, entre ellas Humana Vivir y Cóndor, están en quiebra, y otras ya han sido intervenidas, como es el caso de Caprecom; esto da como resultado una deuda que supera los 260 mil millones de pesos".

Los hospitales más críticos son Simón Bolívar, El Tunal, Kennedy y Santa Clara.

La declaratoria de emergencia en la salud obliga al Distrito a reorganizar la distribución del presupuesto de la capital con el fin de otorgarle mayores recursos al sistema de salud y apoyar financieramente a los hospitales evitando su colapso, que según el secretario de Salud es inminente.

"La emergencia nos da a nosotros una posibilidad muy grande de reestructurar nuevamente el presupuesto y buscar recursos nuevos para lograr impactar sobre los hospitales desde el punto de vista financiero y fiscal y sacarlos adelante con el fin de que no vayan a colapsar en un momento tan crítico como el actual”, explicó Jaramillo.

En este sentido, indicó que la situación de salud en Bogotá es bastante difícil, "a pesar de que ya se obtuvieron 38 mil millones de pesos de ayudas para los hospitales no es suficiente para solventar el déficit de las entidades de salud que supera los 600 mil millones de pesos en la red pública de Bogotá".

 

últimas noticias