Crisis institucional en la localidad de Sumapaz

Representantes de la comunidad campesina de la zona aseguran que la ausencia de alcalde local ha generado el escenario actual.

En julio 27 de 2012 el alcalde Gustavo Petro visitó la localidad de Sumapaz. / Cortesía: Bogotá Humana
En julio 27 de 2012 el alcalde Gustavo Petro visitó la localidad de Sumapaz. / Cortesía: Bogotá Humana

La población campesina de la localidad de Sumapaz realizó este martes al mediodía un plantón en frente del Palacio de Liévano para protestar por el silencio del Distrito ante las peticiones que la comunidad ha hecho desde abril de 2012 para que se nombre alcalde local. Sin esta designación, aseguran, será muy difícil comenzar a buscarle salida a la problemática de la localidad rural del Distrito. Tanto las solicitudes del nombramiento de burgomaestre como las iniciativas ciudadanas de protesta son respaldadas por las organizaciones de Asojuntas y Sintripaz (Sindicato de Trabajadores Agrícolas de Sumapaz).

El 26 de abril de 2012 se posesionó Ruby Zárate Avellaneda como alcaldesa encargada, situación que no resolvió los reclamos. “Con una alcaldesa encargada no hay soluciones para la comunidad. Los habitantes quieren un alcalde propio, es su derecho. Nuestra Junta Administradora Local (JAL) presentó una terna pero la administración no nos ha escuchado” señala Misael Baquero, presidente de Asojuntas de Sumapaz.

Los problemas de comunicación con la alcaldesa encargada tienen que ver, por un lado, con la ubicación de la alcaldía local (asentada en el sector de Puente Aranda) y por otro, con la ausencia de funcionarios en el territorio de Sumapaz (localidad incorporada en 1984 y que cuenta con 78.095 hectáreas de suelo rural en el extremo sur de la ciudad): “el diálogo es nulo. Necesitamos una Alcaldía local construida en nuestro territorio. Hoy nos toca hacer un viaje expreso para que nos escuchen. En Sumapaz hay asesinatos, persecución, atropellos”, dice Alfredo Díaz, director del sindicato agrícola de Sumapaz.

En julio 27 de 2012 el alcalde Gustavo Petro visitó la localidad y escuchó las peticiones de los habitantes: “No cumplió. Dijo que iba a nombrar alcalde y no lo ha hecho, dijo que iba a mejorar las vías y siguen igual. También nos preocupa que el hospital de Nazareth no se haya fortalecido y que la educación siga igual. Empezando porque usted tiene que recorrer 100 kilómetros para llegar a un hospital en donde no hay laboratorios, no hay procedimientos quirúrgicos. La alcaldesa no puede hacer mucho porque no ha sido nombrada oficialmente y hay compromisos que no puede adquirir” añade Díaz.

Durante la protesta, Baquero y Díaz coincidieron en que aún es incierto cómo se ejecutarán $15.000 millones que tiene asignada la localidad como presupuesto anual para 2013. “Necesitamos saber qué va a pasar porque los campesinos de Sumapaz; también estamos sufriendo la crisis de los paperos. Tenemos serias dificultades en la producción y la alcaldía no nos ha entregado ninguna solución” indicó Baquero. Al cierre de esta edición, los manifestantes seguían esperando la respuesta por parte de la Secretaría de Gobierno.

De acuerdo con el edil Germán Morales, en la localidad se presentan estos inconvenientes desde 2001: “desde ese año hay alcaldes encargados. Hubo una época en que no había Junta Administradora Local. El alcalde Petro se comprometió a nombrar alcalde pero no ha devuelto la terna que envió la JAL”. Morales, sin embargo, rescata la labor de Ruby Zarate Avellaneda como alcaldesa encargada: “la alcaldesa ha estado en comunicación con la población y los proyectos se han venido desarrollando de la mejor manera. Hay restricciones ambientales que han generado algunos retrasos en las obras pero la administración ha trabajado. Eso sí, hay decisiones que se han dejado de tomar desde la alcaldía local al no tener un nombramiento oficial”.

A la crisis institucional se suma un valor agregado: la intimidación de la guerrilla de las Farc a los ediles de la localidad. Si bien ha mejorado la percepción de seguridad, los ediles cuentan con restricciones para visitar a la población: “la seguridad ha mejorado un poco pero los ediles tenemos zonas restringidas. Hay momentos en que la JAL deja de funcionar y que cuando lo hace es desde la zona urbana de Bogotá”. El miedo a visitar la localidad tiene que ver con el asesinato de dos ediles del partido Liberal en 2009 por parte de las FARC. De acuerdo con cifras del Distrito, 6.179 personas habitan en la localidad de Sumapaz. De esta población, según al índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), el 4,9% se encuentra en miseria y el 27,7% se encuentra en pobreza.

El miedo ha hecho eco en la población. Según el Sindicato de Trabajadores Agrícolas de Sumapaz, el 1 de febrero de 2013 “el estudiante Sebastián Peñaloza, del Colegio Juan de la Cruz Varela, fue abordado por agentes de la fuerza pública y posteriormente presentó una crisis emocional que ameritó la hospitalización en cuidados intensivos”. Tan solo 14 días después de este episodio murieron tres militares por un ataque de las FARC contra un camión rural que transitaba por la zona de Nazareth, Sumapaz.
 

Temas relacionados