Critican cobro de sobretasa de $500 a taxistas que trabajan en Terminal del Salitre

Desde el Concejo de Bogotá aseguran que es ilegal porque el cobro nunca fue aprobado por esa corporación.

El concejal Javier Palacio Mejía denunció que es ilegal el cobro de una sobretasa de 500 pesos a los taxistas que operan en la Terminal de Transportes de Salitre. Según explicó, desde septiembre del año pasado, bajo la resolución 305 de 2013 la Secretaría de Movilidad autorizó a la Terminal de Transportes de Salitre el cobro de una sobretasa de 500 pesos a los taxistas que lleguen a dichas terminal a recoger pasajeros.

“Esa resolución se apoya en el decreto 618 de 2012 que reglamenta las actuales tarifas de parqueo y que su artículo tercero estableció un recargo de 500 pesos desde la terminal de transportes. Desde siempre la filosofía de los recargos en las terminales aéreas o terrestres es incentivar a las empresas de taxis a prestar un servicio de calidad y de alguna manera para compensar los tiempos de espera que deben tener para recoger un servicio”, señaló Palacio.

En este sentido, agregó que en este caso no es un recargo sino una sobretasa porque los 500 pesos que el taxista le cobra adicionales a lo que marca el taxímetro al usuario son para recuperar los 500 pesos que él paga para ingresar a la terminal cada vez que va a recoger una carrera.

Según concepto del Ministerio de Hacienda ante una consulta de la Alcaldía de Envigado, el parágrafo del artículo 2° de la Ley 322 de 1996 estableció lo siguiente: “Los Concejos Municipales y Distritales, a iniciativa del alcalde podrán establecer sobretasas o recargos a los impuestos de industria y comercio, circulación y tránsito, demarcación urbana, predial, telefonía móvil o cualquier otro impuesto de ese nivel territorial, de acuerdo a la ley”.

Para Palacio, “la Secretaría de Movilidad no podía establecer este cobro, estas sobretasas son autorizados exclusivamente por el Concejo y el Distrito se lo saltó, usurpó sus funciones y desde hace un año está cobrando ilegalmente a los bogotanos un impuesto que no deben pagar. Y es tan ilegal este cobro que al usuario pretenden camuflárselo cuando va a abordar el taxi. Al llegar el pasajero a la caseta y da la dirección para donde va, le entregan dos recibos donde se le indica el valor de la carrera. Uno para el taxista y otro para él, lo curioso es que el recibo para el taxista dice claramente que se cobra lo que marca el taxímetro más 500 pesos”.

Finalmente, el concejal llamo la atención de los organismos de control para que investiguen a la Secretaría de Movilidad por autorizar este cobro ilegal y al alcalde mayor por permitirlo.

 

Temas relacionados