En el centro de Bogotá roban cuatro veces más que en el resto de la ciudad

El programa “Bogotá Cómo Vamos” hizo una radiografía del centro de la ciudad, en la que se demuestra que, a pesar de concentrar la mayor actividad económica y de poder, es la de peores indicadores en salud, educación y seguridad.

El Espectador

En el centro de Bogotá se concentra el poder del país. Está la Presidencia de la República, el Congreso, los ministerios. También, los centros académicos y culturales. Al día, casi dos millones de personas diariamente a este sector a estudiar y a trabajar. Sin embargo, inmerso en ese flujo de ciudadanos, se esconde otra realidad para los casi 240.000 personas que residen en las localidades de La Candelaria, Santa Fe y Los Mártires. (LEA: Se abre paso la Gerencia para el Centro de Bogotá)

Los indicadores de salud, educación y seguridad, entre otros, son los peores de toda la ciudad. El programa “Bogotá Cómo Vamos” compiló las cifras para mostrar cómo viven y hacer un llamado a las autoridades para concentrar esfuerzos en atender este sector. 

Entre las conclusiones de “Bogotá cómo vamos”, señala que, a pesar de que la población del centro solo representa el 3% de los habitantes de la ciudad, urgen medidas de atención para el sector dadas las múltiples problemáticas que lo aquejan. “Se requiere de la pronta articulación de actores para trabajar en conjunto por el mejoramiento del bienestar de esta zona”.

Entre las cifras a destaca, por ejemplo, está que en el centro se encuentran las mayores tasas de deserción escolar, de repitencia en colegios públicos y las mayores amenazas con los expendios de droga cerca de las instituciones educativas.  Además, preocupan datos como la mortalidad infantil, la sífilis congénita y la incidencia del VIH, que duplican las tasas en la ciudad. 

En cuanto a seguridad, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes en algunos sectores triplica los indicadores de la ciudad y en cuanto a hurto, la tasa llega a ser seis veces la que se reporta en toda Bogotá. Por ejemplo,  mientras la tasa en la capital el indicador está en 254,5, casos por cada 100.000 habitantes, en La Candelaria fue de 1.875,8

Estas son algunas recomendaciones sector por sector:

• Educación: se hace imperante una revisión y ajuste del servicio brindado, con especial énfasis en la localidad de Santa Fe, en donde se registró una baja cobertura en educación, una tasa de deserción tres veces mayor que Bogotá, sumado a que ningún colegio oficial obtuvo un alto desempeño en las pruebas ICFES del grado 11.

•Salud: Al ser la esperanza de vida al nacer inferior en las localidades del centro, se requieren de medidas que mejoren la calidad de las atenciones. Los principales hechos de alarma son que Santa Fe duplicó la razón de mortalidad materna de la ciudad; La Candelaria fue la localidad con mayor mortalidad infantil; y después de Chapinero, Santa Fe y La Candelaria son las localidades con más casos de incidencia de VIH en Bogotá.

• Seguridad: Dado los elevados índices de violencia, tales como que la tasa de homicidios es más de 3 veces mayor en Santa Fe y Los Mártires que en  Bogotá. Se requiere mejorar la forma en que los ciudadanos resuelven sus diferencias, para promover entornos pacíficos y seguros.

• Mercado laboral: se requiere fortalecer las mediadas de generación de empleo y formalización de emprendimientos en la zona centro de Bogotá, dado que Santa Fe y Los Mártires son las  localidades con mayor tasa de informalidad fuerte en la ciudad

• Hábitat y servicios públicos: son frentes prioritarios. Primero, se debe resolver el problema de las ocupaciones ilegales en Santa Fe. Segundo, facilidades para el acceso y compra de vivienda, dado que la mayoría de la tenencia se concentra en arriendo o subarriendo. Tercero, eliminar el déficit habitacional en el centro, el cual está por encima a lo estimado en Bogotá (9,1%).

 

Temas relacionados