CTI se toma a Doña Juana

La Fiscalía envió una comisión de policía judicial, como parte de la investigación que adelantará por delitos contra el medio ambiente.

Cortesía CTI

El operador del relleno Doña Juana está en la mira de todas las autoridades. A las investigaciones que anunciaron el Distrito, la Contraloría, la Procuraduría y a las sanciones que les impuso la UAESP y la Superintendencia de Servicios, por los malos manejos del basurero y los problemas ambientales, ahora se suma la Fiscalía. A pesar de que los vecinos del relleno llevan años denunciado las irregularidades en el manejo del basurero, solo hasta la protesta de esta semana todos los entes de control anunciaron procesos.  (LEA: Por moscas y mal manejo de residuos, multas a operador de Doña Juana suman $1.112 millones)

El último fue el ente acusador, que solo hasta ayer anunció la apertura de una indagación preliminar por los delitos de daño ambiental y contaminación. Por esta razón, envió una comisión integrada por un fiscal y un equipo de peritos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), expertos en delitos ambientales, a realizar una inspección para recaudar evidencias y tratar de establecer si realmente en este caso hay o no un delito. (LEA: ¿Qué hacer con el relleno Doña Juana?)

“En esta inspección se pretende confirmar la gestión ambiental en el relleno y la elevación de vectores en la zona (mosquitos, moscas ratas, etc.) para determinar los daños al medio ambiente. De acuerdo con lo que se encuentre en la diligencia la Fiscalía proferirá nuevas órdenes de policía judicial”, explicó la Fiscalía.  (LEA: Las moscas que colmaron la paciencia de los vecinos del relleno Doña Juana)

Este anuncio se suma a los conocidos el pasado miércoles cuando la Superintendencia de Servicios Públicos y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) le impusieron multas al Centro de Gerenciamiento de Residuos (CGR), operador del relleno sanitario Doña Juana, que juntas alcanzan los $1.200 millones.  Las razones se centran en la nube de moscas que han tenido que soportar los ciudadanos y campesinos que viven en inmediaciones del relleno Doña Juana; la falta de cobertura, y el mal manejo de lixiviados. (LEA: La lucha campesina por acabar con el relleno Doña Juana)

La Uaesp impuso la sanción, al probar que la crisis ambiental es producto de la “indebida gestión técnica en los procesos de coberturas y control de vectores (moscas). Además de la falta de previsión y de acciones suficientes de control estipuladas, dentro del contrato suscrito entre la UAESP y CGR en el año 2010”, explicó la entidad.  (LEA: Operador del relleno Doña Juana tendrá que pagar multa por más de $1.000 millones)

Por su parte, la Supersevicios lo multó por la falta de cobertura de residuos y mal manejo de lixiviados en el Relleno. El ente de control le impuso una multa por $1.060 millones a la empresa encargada de operar el relleno sanitario.  Ambas sanciones se suman a las investigaciones que ya anunciaron la Contraloría, la Personería y el propio Distrito.  (LEA: Vecinos de Doña Juana, a aguantarse al menos un mes más las moscas)

Frente a la sanción del Distrito, Mauricio Bernal, representante legal de CGR (operador del relleno), señaló que aceptaban la sanción y que no interpondrían ningún recurso contra un acto administrativo. Eso sí, recalcó que el incumplimiento parcial, que consiste en una gran área descubierta que ha generado estos vectores y mucha molestia en las comunidades, es producto del déficit tarifario.

A pesar de que ambas entidades establecieron los malos manejos del operador en la gestión del relleno, son apenas sanciones administrativas. Ahora será la Fiscalía la que iniciará su indagación para establecer si todo lo que se ha dicho en las últimas semanas violan el código penal lo que, en caso de ser así, implicaría hasta una condena y prisión para los responsables.