Costará $3,2 billones

Cuatro consorcios construirán la troncal de Transmilenio por la Av. 68

Noticias destacadas de Bogotá

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) adjudicó los nueve lotes para la línea, que será una de las que alimentará el metro. Pese a que la alcaldesa Claudia López no estaba de acuerdo con la obra, tuvo que darle continuidad ya que al asumir el cargo encontró la licitación en su última fase.

Como estaba previsto, tras una larga audiencia, este jueves fueron adjudicados los nueve lotes para la construcción de la undécima troncal de Transmilenio (TM), que irá por la Avenida 68 y atravesará el corredor desde la Autopista Sur hasta la carrera Novena. En los últimos meses el proyecto fue motivo de controversia entre quienes pedían acelerar proceso licitatorio para que iniciara la construcción de una de las troncales de TM que alimentará el metro elevado, y quienes pretenden darle a la movilidad de Bogotá un giro en su sistema de transporte, que hoy se fundamenta en el sistema de los articulados rojos.

En este segundo grupo estaba la alcaldesa Claudia López, quien no avaló la obra y tenía otros planes para el corredor, como un metro ligero o un tranvía. También se sumaron los reproches de algunos concejales, muchos de ellos de la bancada de gobierno (Alianza Verde - Polo Democrático), quienes le pidieron a la alcaldesa hacer valer sus palabras en campaña y reversar la troncal para iniciar la estructuración de su proyecto férreo. Incluso, en las últimas horas se conocieron algunas dudas que pidió resolver la Procuraduría.

Sin embargo, a pesar de los reparos alrededor del proceso, la licitación se encontraba en una etapa tan avanzada que el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) no tuvo otra opción que darle continuidad al cronograma de la licitación de la obra que tendrá un costo de $3,2 billones (con interventoría y compra de predios incluida).

En el proceso licitatorio participaron cinco consorcios y una persona jurídica, para un total de seis proponentes. Estos presentaron 33 propuestas para la construcción de los nueve tramos de obra, y solo una de las 33 propuestas no pasó los requisitos para continuar el proceso.

Los nueve contratos fueron adjudicados a las sociedades Consorcio Eucarístico Carrera 68 (integrada por las empresas Mario Alberto Cotes -50 %- y MHC Ingeniería y Construcción de Obras Civiles S.A.S. -50 %-); Consorcio Infraestructura Avenida 68 (Pavimentos Colombia S.A.S. -65 %-, Indugravas Ingenieros Constructores S.A.S. -25 %- y Coherpa Ingenieros Constructores S.A.S. -10 %-); Conconcreto S.A. (Conconcreto S.A. -100 %) y Consorcio LHS (Solarte Nacional de Construcciones -90 %- y Constructora LHS S.A.S. -10 %-). 

 
En la tarde de este jueves 23 de enero, la alcaldesa Claudia López publicó dos videos en los que explicó las razones por las cuales no suspendió la licitación de la troncal de Transmilenio por la avenida 68 y las consideraciones que se tuvo en cuenta la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) para determinar que esta era la obra que debía priorizarse. 

Al respecto dijo que "desconociendo lo que votamos, Peñalosa abrió el primero de noviembre la licitación de Transmilenio por la Av. 68 y recibió las propuestas el diciembre 30. Como pasó con el TM por la Séptima, solo puedo frenar el proceso si tengo una solicitud de un juez o de la Procuraduría. A mi pesar, y lamentándolo, no la tengo aún. Aunque no me gusta, y así quisiera, no puedo suspender la licitación". 

Incluso, vale recordar que la idea de la pasada administración era adjudicar los nueve contratos que integran la obra el 30 de diciembre, pero debido a múltiples observaciones, aplazó la fecha y la tarea quedó en manos del actual gobierno. En parte, eso hizo imposible que la alcaldesa puediera cumplir su promesa de campaña de construir un tren ligero por este corredor.

Ante la falta de una orden judicial para suspender el proceso, López indicó que, de hacerlo, expondría a los ciudadanos a pagar eventuales demandas de los proponentes que ya habían presentado sus ofertas. 

Sumado a esto, si bien la alcaldesa no aprobaba la construcción de una nueva troncal de Transmilenio y preferiría la de un tren ligero por esta zona (como por ejemplo una posible extensión del tren del norte), lo que sí tuvo en cuenta fueron los resultados de los estudios hechos por la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) que corroboran la necesidad de priorizar estas obras por la avenida 68, dada la cantidad de personas que transitan por allí y el tráfico.

Por su parte, el exalcalde Enrique Peñalosa resaltó en sus redes sociales la necesidad que dio la FDN a las troncales de la Cali y la Avenida 68, que serían indispensables, según él, para que el proyecto obtenga un beneficio/costo positivo, así como recalcó que de no firmarse la licitación, la ciudad perdería los $2,6 billones que dio la Nación.

 
Así será la troncal

La nueva línea de TM tendrá 16,9 kilómetros, que tendrán incidencia en las localidades de Kennedy, Puente Aranda, Tunjuelito, Engativá, Fontibón, Barrios Unidos, Teusaquillo, Suba, Usaquén y Chapinero, con lo que beneficiaría a unos tres millones de capitalinos. También proyecta la adecuación de 526.819 metros cuadrados de espacio público y de 13,6 kilómetros de ciclorruta. La troncal tendrá 20 estaciones, más el portal, y según el IDU reducirá hasta en un 50 % los tiempos de desplazamiento para quienes hoy deben tomar bus, sobre todo desde el sur de la ciudad. 

La obra también tendrá andenes de 8 metros de ancho en el costado oriental y 5 metros en el costado occidental. Conectará con siete troncales del sistema y aunque los diseños iniciales extienden la línea hasta la carrera Séptima, donde se conectaría con la troncal planeada en ese corredor, por ahora solo deberá hacerse hasta la carrera Novena, debido a que la troncal de la Séptima se encuentra frenada por una orden judicial.

Comparte en redes: