Las cuentas de los festivales al parque

Para la edición número 20 de Rock al Parque, el Distrito invirtió cerca de $3.000 millones. El 50% del presupuesto es destinado a producción.

Según el concejal Diego García, los recursos de Rock al Parque también deberían usarse para fomentar la creación de empresas especializadas en el sector de la producción. / Luis Ángel

En medio de la celebración de los 20 años de Rock al Parque, festival que ha sido elogiado por ser el evento de rock al aire libre más grande de América Latina y por alcanzar la asistencia de casi cuatro millones de personas y presentar 1.154 bandas en sus 19 años de historia, surgieron desde el Concejo Distrital algunos cuestionamientos y se anunció un debate sobre el manejo que el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) le ha dado al certamen.

Este año, Rock al Parque presentará 27 bandas internacionales, 31 nacionales y 29 distritales, espectáculo en el que se invertirán casi $3.000 millones. A pesar de la programación, hay un hecho que ha llamado la atención del concejal Diego García, perteneciente a la Alianza Verde. En los últimos años el montaje de este y otros festivales, como Jazz al Parque, Hip Hop al Parque, Colombia al Parque y Salsa al Parque, ha quedado en manos del mismo contratista: Iluminación Jaime Dussán y Cía., a través de contratos que han aumentado de forma paulatina.

Documentos públicos muestran cómo en 2012 esta empresa firmó un contrato por $800 millones; el año pasado, por $1.106 millones, y este año, por $1.322 millones. Todos para la producción técnica de los festivales al parque. Adicionalmente, este año la empresa firmó dos contratos más: uno por $123 millones para alquilar los pabellones y pisos , y otro por $102 millones para el alquiler del sonido. En total, firmó tres contratos por $1.547 millones. Vale resaltar que los mismos documentos muestran que en todos los años ha presentado la propuesta más económica para el Distrito.

Según el concejal, “del total de presupuesto de Rock al Parque, la producción representa casi el 50%. Los recursos del festival también deberían utilizarse para profesionalizar el sector de la producción y para fomentar la creación de empresas especializadas que presten servicios en este campo. Este es un tema que no se ha consolidado”.

De acuerdo con el informe del concejal García, en Idartes hay una concentración presupuestal con Rock al Parque, que termina desfinanciando otras actividades, como el fomento de las prácticas artísticas. “Estos recursos se trasladan a Rock al Parque para cubrir su déficit. Adicionalmente, Canal Capital debe asumir los costos de transmisión del festival, sin recibir una proporción suficiente de los recursos del patrocinio”.

Ante los cuestionamientos que el concejal presentará en el cabildo, el Instituto Distrital de las Artes respondió que “la producción técnica de los festivales al parque se define a través de procesos de licitación pública. Hasta el momento sólo se ha presentado un proveedor. Sin embargo, se han hecho estudios de mercado con varias empresas y se han realizado invitaciones amplias y publicitadas”.

Según Idartes, el valor del contrato con Jaime Dussán y Cía. aumentó en 2014 por el crecimiento de la escena local. “Decidimos hacer un día más de Salsa al Parque y Hip Hop al Parque y contratar cinco producciones para eventos metropolitanos como Fiesta de Bogotá. Esto para un total de 24 montajes por un valor $1.323 millones. Cada producción o montaje cuenta con tarima, techo, luces, sonido, house mix, circuito cerrado de televisión, pantallas leds, técnicos de montaje y transporte”.

Frente a la asignación presupuestal del festival, Idartes admite que esta “se ha conservado en los promedios históricos desde hace más de ocho años. Para la celebración de los 20 años del festival dispusimos de más recursos del Idartes sin afectar el presupuesto histórico de otras de las actividades”. En cuanto a la formación de productores, el Instituto ha creado “módulos de formación en producción musical, centrados en audio y video y manejo de escenarios”.

En el caso de Canal Capital, “Idartes le cede todos los derechos de transmisión de un evento que cuesta casi $3.000 millones. Canal Capital puede comercializar la transmisión; Idartes no pide ningún porcentaje”. Para esta edición del festival, la entidad obtuvo gratuitamente los derechos de transmisión de 86 artistas. Además, la Secretaría General le asignó a Canal Capital $848 millones para la transmisión de Rock al Parque.

 

 

[email protected]

@santiagov72