Cuidado con los dulces adulterados durante la celebración del Halloween

Noticias destacadas de Bogotá

En las inspecciones adelantadas por la Secretaría Distrital de Salud se han decomisado 230 kilos de dulces y 263 litros de gaseosas, aguas saborizadas y otras bebidas que incumplían la normativa sanitaria. Aquí las recomendaciones para evitar afectaciones durante la celebración.

Justo este viernes, y hasta el próximo cuatro de noviembre, arranca la restricción para menores de edad en la capital. Los niños y adolescentes menores de 16 años no podrán estar en el espacio público, sin la compañía de sus padres, de diez de la noche a cinco de la mañana durante los días estipulados. 

Lo anterior, según la Alcaldía de Bogotá, es una medida que busca proteger a los niños de las aglomeraciones y otras situaciones que podrían representar  peligrosas para ellos. Sumado a lo anterior, la Secretaría Distrital de Salud ha adelantado jornadas de inspección para mitigar los riesgos de consumo de productos, como dulces, que se encuentren en mal estado.

Lea también: Medida de restricción para menores de 16 años en el marco del Halloween

En lo corrido de este mes, se han inspeccionado 158 establecimientos y decomisado 230 kilos de dulces y 263 litros de gaseosas, aguas saborizadas y, en general, bebidas que incumplían con las normativas sanitarias. 

“En la misma temporada de 2018 se decomisaron y destruyeron en la ciudad cerca de 476 kilos de golosinas y 496 litros de bebidas, en la mayoría de los casos, por incumplimientos en las condiciones de rotulado establecidas para este tipo de productos y con fecha de vencimiento caducada”, detalló la Secretaría de Salud.

Para mitigar aún más los riesgos, dicho despacho elaboró una serie de recomendaciones que van desde cómo saber si un dulce se encuentra en mal estado, hasta de qué materiales deberían ser los disfraces para evitar quemaduras.

Dulces

Se recomienda que únicamente se consuman dulces que se encuentren adecuadamente empacados, es decir, que no presenten alteraciones. Se sugiere revisar siempre las fechas de vencimiento del producto y constatar que no estén húmedos, que se adhieran al papel o que tengan un olor desagradable.

Para la compra de estos, se recomienda no hacerlo en comercios informales. Para su almacenamiento, lo correcto es no dejarlos expuestos a la luz, calor o humedad.

Disfraces

La compra de disfraces es otro aspecto en el que hay que tener cuidado. Más allá de sus precios y diseños, se sugiere revisar que sus materiales de fabricación sean retardantes o resistentes al fuego. Eso se puede saber revisando la etiqueta de la prenda.

Los accesorios de los mismos, tales como espadas, escudos y bastones, entre otros, deben estar hechos en materiales flexibles y blandos. Esto con el fin de evitar accidentes.

Una buena idea para evitar el extravío de menores en las aglomeraciones en poner en sus disfraces cintas fluorescentes que faciliten su visibilidad en la noche.

Maquillaje

La sugiere usar maquillaje no tóxico y que sea lavable con agua. Para el caso de las máscaras, lo recomendable es que estas no limiten o bloqueen la visión.

Es importante hacer una prueba del maquillaje, antes de su aplicación en el rostro, en el antebrazo de la persona, esto con el fin de descartar cualquier tipo de alergia. 

“Revise las etiquetas de los productos cosméticos: deben incluir el nombre del fabricante, el número de lote y el código de notificación sanitaria; No se aplique productos cosméticos que estén vencidos, deteriorados o que hayan estado demasiado tiempo abiertos; podrían estar contaminados; Compre el maquillaje y los productos cosméticos en establecimientos de confianza y que briden seguridad sobre su procedencia y fabricación; Si usted tiene una reacción alérgica (irritación de la piel en la zona que ha entrado en contacto con la sustancia), acuda al médico para recibir tratamiento adecuado”, detalló la secretaría.

* * * 
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte en redes: