La estrategia tendrá vigencia hasta 2038

Cultura ciudadana: Sexto Sentido para la ciudad soñada

El Distrito busca crear la primera política pública sobre cultura ciudadana. Con dinámicas para reconocer la ciudad con los cinco sentidos, pretenden que la gente proponga acciones y compromisos para hacerla realidad.

Con encuestas en las localidades, buscan reunir ideas para elaborar la política pública de cultura ciudadana. / Cortesía

La cultura ciudadana fue un sello que identificó a Bogotá hace 20 años. Los habitantes se sentían orgullosos de la capital. En aquella época, a través de insólitas campañas, se promovía el sentido de pertenencia de los bogotanos por la ciudad y la cooperación entre todos para impulsar y buscar soluciones a los problemas cotidianos. Fue una época en la que sus habitantes estaban cambiando el chip. No obstante, el proceso se interrumpió y esa cualidad se fue perdiendo. Hoy, basta con ir a una estación de Transmilenio en hora pico para darse cuenta de que es imposible ingresar a un articulado de forma ordenada.

Las cifras sobre el sentido de pertenencia por la ciudad desaniman: según la más reciente encuesta de percepción ciudadana de Bogotá Cómo Vamos, desde 2010 menos del 60 % de los bogotanos se sienten orgullosos de su ciudad; desde 2014, menos del 50 % se sienten satisfechos viviendo en la capital, y hay un 62 % que jamás participa en los debates de ciudad. Y en cuanto a resolución de conflictos, hasta septiembre, las Casas de Justicia programaron 2.254 audiencias de conciliación, un 100 % más de las 1.115 atendidas en 2016, según datos de la Secretaría de Seguridad.

Por todo esto, la misión de la actual administración es revivir la cultura ciudadana. Para ello, la Secretaría de Cultura tiene en marcha un plan que busca recuperarla. Empezó con algo básico: ponerle un doliente, y por eso este año creó la Dirección de Cultura Ciudadana, que ya sacó adelante las primeras campañas (“Dale ritmo a Bogotá”, “Farra en la buena” y “El poder del cono”). Sin embargo, su plan es más ambicioso: garantizar la continuidad de esta política.

¿Cómo se imagina la ciudad en 2038? ¿A qué se compromete para mejorar la convivencia? ¿De qué forma integraría el arte, el patrimonio, la recreación y el deporte para convertir a Bogotá en su ciudad soñada?, son algunas de las preguntas que desde el pasado 12 de agosto se les vienen haciendo a los ciudadanos en las localidades. Desde hace ocho días, el sondeo es virtual. La estrategia, denominada Sexto Sentido, busca recaudar la mayor cantidad de ideas para incluirlas en la formulación de la primera política pública sobre cultura ciudadana para Bogotá, con vigencia hasta 2038. De lograrlo, la capital sería la primera del mundo en tener un proyecto de gobierno en este sentido.

El proceso

En plazas, parques y centros comerciales de 19 de las 20 localidades (falta Sumapaz) se han activado 48 puntos de Sexto Sentido. La actividad, que es apoyada por la Universidad Pedagógica, es tan sencilla como dinámica: en varias carpas el participante podrá explorar la ciudad con sus cinco sentidos, reconociendo sonidos, olores, imágenes, sabores y texturas de Bogotá, sean o no agradables. El ejercicio en estas cabinas consiste en activar un sexto sentido para sintetizar esas sensaciones y construir un relato de ciudad, describiendo todas las acciones posibles para renovar los procesos de cultura ciudadana.

La consulta virtual tiene menos componentes, pero espera llegar a un público mucho mayor. El sondeo se hace por medio de la plataforma Bogotá Abierta (www.bogotaabierta.co) y allí cada participante debe identificar experiencias actuales de cultura ciudadana. Finalmente, debe enviar una fotografía que cuente una historia en torno a los procesos que considera necesarios para fortalecerla. También se contemplan 20 reuniones entre el Distrito y los representantes de las instancias de participación de cada localidad, para que sean la voz de los cambios necesarios en cada zona.

A la fecha se han adelantado 38 jornadas presenciales (de 48 programadas), en las que han participado 10.000 personas. Del sondeo virtual todavía no se tienen cifras.

“La idea es que soñemos. Lo que buscamos con la política pública es generar los escenarios para cumplir esos sueños. En la agenda pública y el imaginario colectivo está un reclamo por la ausencia de procesos de transformación cultural, pero también que sean procesos sostenibles. Creemos que formular una política pública va a garantizar una atmósfera de transformación cultural en el tiempo. Además, garantizará escenarios institucionales, financieros y sociales para desarrollar la política pública”, explica el director de cultura ciudadana, Víctor Manuel Rodríguez, quien resalta la importancia de la participación, sea presencial o virtual. “El tema de la sostenibilidad no sólo es de recursos, sino de trabajo colectivo entre la administración, el sector privado, las organizaciones comunitarias y la ciudadanía”, agrega.

Una vez completen la recolección de datos, se pasará a la sistematización de todas las propuestas, que se llevarán ante expertos con los que el Distrito realizará el proceso de formulación y concertación de ideas. Luego, dependiendo de la magnitud y ambición de los anhelos, se evaluarán las fuentes de financiación y si serán solo públicas o por medio de alianzas. Finalmente, para cumplir con la meta, se propondrá un plan de trabajo hasta el año 2038. Esto no significa que apenas dentro de 20 años se verán resultados. Según la administración, la fecha tiene que ver más con la vigencia de la política, pues la idea es que el proyecto se desarrolle a corto y mediano plazo.

¿Es urgente esta política?

A juzgar por los resultados de los primeros experimentos que se hicieron en la ciudad, más que una urgencia es una necesidad. Así lo considera Germán Rey, docente e investigador social, quien asegura que todo este proceso será un laboratorio del que saldrán muchas ideas que podrán aplicar otras ciudades.

“Se trata de reactivar procesos de cultura ciudadana en una ciudad que posee una historia muy rica en el tema. Las ciudades cambian y la convivencia presenta nuevos desafíos. Lo interesante es que se está consultando a la ciudadanía, para que contribuya a pensar en la ciudad que desean, en los cambios que son necesarios. Porque este no es un problema de un gobierno, sino de toda la sociedad”, asegura Rey.

El sello de experiencia para el proyecto será el acompañamiento de Antanas Mockus, quien implementó hace 20 años todas las estrategias por las que fue aplaudida la ciudad, y también quien dio un gran espaldarazo a Peñalosa para su regreso a la Alcaldía. Con Mockus, el Distrito espera convencer a la ciudadanía sobre la importancia de generar una reforma en cultura ciudadana, pues en su momento se logró convencer a millones del poder transformador de estas iniciativas al generar lazos y despertar la creatividad para solucionar conflictos en la capital.