Cundinamarca comprará los primeros 100 ventiladores que desarrolle la U. de la Sabana

Noticias destacadas de Bogotá

La Gobernación departamental anunció que los respiradores artificiales estarán ubicados en la Clínica de la Sabana y serán destinados a la atención exclusiva de casos de COVID-19 en Cundinamarca.

De una u otra forma, las grandes universidades del país han hecho sus aportes para enfrentar la emergencia sanitaria que ocasionó el coronavirus, nombrado de forma científica SARS-CoV-2. Hace una semana, la Universidad de la Sabana anunció el inicio de la producción de ventiladores mecánicos para la atención de pacientes diagnosticados con COVID-19. Se trata de un equipo sencillo y de bajo costo, con todas las funciones y estándares exigidos por las autoridades sanitarias para atender a este tipo de pacientes, y desarrollado sin protección de la patente para que pueda ser replicado. 

Este lunes, la Gobernación de Cundinamarca anunció que el departamento va a adquirir los primeros 100 ventiladores producidos por el centro educativo, como forma de sumarse a los esfuerzos para suplir las carencias existentes en el circuito de salud de la región y aumentar la capacidad de respuesta ante la emergencia que atraviesa el mundo por cuenta de la pandemia. De acuerdo con el gobernador Nicolás García Bustos, los 100 respiradores artificiales estarán ubicados en la Clínica de la Sabana y tendrán uso exclusivo para la atención de casos de COVID-19 en el departamento. 

“No solo nos enorgullece el anuncio que hizo la Sabana sobre la tecnología que ha desarrollado en ventiladores, sino que nos sumaremos a esta iniciativa con la adquisición de los 100 primero ventiladores, que compraremos para que estén al servicio de los cundinamarqueses durante la pandemia", afirmó García. 

La producción de ventiladores se suma al plan de expansión de la red pública de Cundinamarca, con el que la Gobernación integran los hospitales públicos con las clínicas privadas, buscando así ampliar cobertura y atención. El desarrollo de los respiradores se hizo de forma conjunta entre las facultades de Ingeniería y Medicina de la U. de La Sabana, y contó con el apoyo de la Clínica de La Sabana y la Fundación Neumológica Colombiana.

De forma técnica, la universidad define la herramienta como un "fast track de ventilador mecánico invasivo que permite suplir la respiración de pacientes con compromiso respiratorio grave". Según el Dr. Luis Fernando Giraldo, médico internista neumólogo y profesor de la facultad de Medicina de la Sabana, "el ventilador desarrollado permite regular volumen, concentración de oxígeno y el tiempo inspiratorio y esto es muy útil porque permite hacer pausas inspiratorias y regular el número de pulsos por minuto".

Por su parte, Julián Mauricio Echeverry, director del programa de Ingeniería Mecánica, destacó la forma en que fue construido el prototipo de respirador artificial. "Nuestro ventilador no está construido con sensores biomédicos que son muy costosas y en este momento es imposible conseguirlas en el mercado", aseguró. Entonces, lo que desarrollaron fue un “ventilador mecánico invasivo con un sistema de electroválvulas controladas por un circuito electrónico sencillo, que permite suplir la respiración, con lo que exige la gravedad del compromiso respiratorio visto en el COVID-19". 

      *      *      *

Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus

*Apóyanos con tu suscripción. .

      *      *      *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte en redes: