Cundinamarca emite SOS al Gobierno por lluvias en Soacha

El gobernador Jorge Emilio Rey se refirió a la muerte de tres personas por un deslizamiento de tierra en el sector de Altos de Cazucá. “Soacha requiere una intervención determinante, es una causa nacional”, dijo.

La Gobernación advirtió que hay al menos 16.000 familias en alto riesgo por lluvias en los sectores de Altos de Cazucá, Altos de La Florida y en la Ciudadela Sucre. /Bomberos Cundinamarca

Al menos 1.386 familias damnificadas y 27 municipios en riesgo. Ese es el balance que deja hasta ahora la temporada invernal en el departamento de Cundinamarca, donde en las últimas horas las lluvias cobraron la vida de tres personas en el sector de Altos de Cazucá, en Soacha. Allí, un deslizamiento de tierra se llevó a su paso varias viviendas y afectó a cerca de 20 familias. Ante la inminente situación de riesgo en la que se encuentra la región, el gobernador Jorge Emilio Rey elevó un llamado de alerta al Gobierno Nacional para que facilite la puesta en marcha de obras de mitigación. (Lea: Tres muertos por deslizamiento en Soacha)

Necesitamos el acompañamiento de la Nación. Hago un llamado a las autoridades del orden nacional para que no hagamos más estudios y más análisis de una situación de riesgo que está sobre diagnosticada. Se requieren acciones y que ejecutemos obras para mitigar riesgo”, declaró el funcionario, quien instó al presidente Juan Manuel Santos a canalizar recursos para atender la situación en el departamento, en particular en Soacha, donde alrededor de 16.000 familias que residen no solo en Altos de Cazuca, sino en la Ciudadela Sucre y en Altos de La Florida, se encuentran en riesgo. (Lea: Llueve, pero las autoridades hacen un llamado a la calma)

“Hacemos un SOS al Gobierno Nacional por Soacha, necesitamos implementar obras de mitigación. Pedimos se convoque a un comité de riesgo nacional para determinar acciones inmediatas para mitigar riesgos. Soacha requiere una intervención determinante, es una causa nacional”, agregó Rey, al detallar que se han invertido recursos por el orden de los $500 millones en ayuda humanitaria para afectados por el invierno.

De acuerdo con el reporte del gobernador, son 27 los municipios afectados por las lluvias, especialmente desde el sábado pasado. “Tenemos reportes de poblaciones donde se han registrado hasta 14 horas de lluvias constantes”, agregó Rey, precisando que 1.386 familias han resultado damnificadas. A lo anterior, se suman afectaciones en 15 centros de salud u hospitales –entre ellos los de Fómeque y Subachoque– cuyas estructuras han cedido ante la fuerza de las aguas.

En materia vial, hay pasos restringidos y cierres por cuenta de riesgos de deslizamiento. Adicionalmente, se declaró la alerta roja en los municipios ribereños de los ríos Magdalena, Sumapaz y Rionegro; también hay alerta naranja en la cuenca baja del río Bogotá por cuenta de las lluvias.

El departamento dispone de más de 1.200 bomberos, más de 500 miembros de la Fuerza Militar y 280 hombres de la Policia atentos atentos a prestar la ayuda necesaria en atencion y prevención de durante las fuertes lluvias.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) afirma que las lluvias se mantendrán hasta mediados de junio. Sin embargo, los pronósticos advierten que habrá una disminución en las precipitaciones en las últimas semanas de mayo. De todas maneras, piden estar preparados para cualquier eventualidad como la que vivieron Bogotá y Cundinamarca el fin de semana.