Cundinamarca invirtió $210 millones en reforestación

Con esta intervención abarca 8.5 hectáreas, y busca beneficiara la población la población de los municipios Fosca, Gutiérrez, Pulí, Beltrán y San Juan de Rioseco; con fines madereros, para uso y consumo.

Cortesía.

Con el fin de garantizar buenas prácticas de reforestación, la gobernación de Cundinamarca destinó $210 millones para la recuperación de 8.5 hectáreas rurales. El proyecto busca beneficiar a la población campesina de los municipios de Fosca, Gutiérrez, Pulí, Beltrán y San Juan de Rioseco.

El proyecto abarca además las microcuencas cercanas al cerro El Tabor en Pulí, Beltrán y San Juan de Rioseco, donde se realizó el aislamiento de 1.7 kilómetros y el mantenimiento de 7.3 hectáreas de reforestación protectora.

Para lograr la recuperación del territorio, la Gobernación indicó que se realizaron procesos de limpieza del área, tres fases de mantenimiento, así como fertilización, control fitosanitario de la plantación y verificación del funcionamiento, ejecución y calidad de cada una de las acciones.

Después del proceso de recuperación, se realizó la siembra de las siguientes especies vegetales: Acacia japonesa, Eucalipto saligna, Acacia negra, Aucalipto, aliso, Eucalipto plateado, Araucaria, Guayacán amarillo, Arrayán, Guayacán de Manizales, Cedro de altura, Leucaena, Cedro negro, Nogal cafetero, Cedro rosado, Ocobo, Guayacán rosado, Chicalá, Pino candelabro, Ciprés, Pino canis, Encenillo, Pino patula, Eucalipto común, Pino romerón, Eucalipto rosado y Roble.

***
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook