Curiosa tutela a madre con VIH

Hace un mes la historia llegó a oídos de la Personería Distrital.

El personero distrital, Ricardo Cañón.
El personero distrital, Ricardo Cañón.

Una mujer portadora del VIH con tres meses de embarazo se resiste a seguir controles médicos para tratar el virus y proteger su vida, la de su hija de un año y la de la bebé que espera, según cuenta el ente de control. Ahora, este pretende que mediante una tutela la madre y su pareja, también portador del virus, tomen los tratamientos médicos indicados.

La Personería decidió presentar una tutela en la que no solo pretende que la EPS Famisanar le brinde atención médica a la familia y que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar haga el acompañamiento del caso, sino también que la madre acceda a tomar medicamentos antirretrovirales, que hacen que la infección se vuelva una enfermedad más manejable, y el bebé ingrese al protocolo de atención del virus de tal forma que los médicos descarten la transmisión del virus.

La historia genera inquietudes sobre la autoridad que podría tener la madre, y si el camino hubiera podido ser el diálogo con la familia antes de tomar la decisión de la tutela. El personero Ricardo Cañón habló con este diario sobre el sentido de su decisión.

¿Por qué la Personería intervino en este caso?

Es claro que si un niño nace con esa enfermedad su vida va a ser más compleja que si. El sentido de la tutela es que quienes tenemos que ver en el asunto hagamos lo que nos corresponde, incluso los propios padres. Lo esencial es la calidad de vida que pueda tener ese bebé una vez nazca.

¿Por qué la madre se ha negado al tratamiento ?

Hay argumentos económicos, que tienen que ver con el lugar donde vive y las dificultades para desplazarse. Pero son relativamente frágiles frente a la importancia de que ese bebé tenga una mejor vida. No juzgamos sus razones, pero igual consideramos obligatorio como sociedad llevar este proceso.

¿Qué posibilidades hay de que siguiendo los controles médicos la madre evite transmitirle el VIH a su bebé?

Los médicos sostienen que si se toma el medicamento juiciosamente, hay una alta posibilidad de que nazca sin la enfermedad. Si no se hace en el tiempo indicado, corremos el riesgo de que ya no tenga efecto.

Persuadir a la mamá ¿habría sido un camino antes de la tutela?

Las personas que nos contaron el caso hicieron lo posible por convencer a los padres, pero la resistencia de ellos los llevó a comunicárnoslo. Si los padres asumieran su compromiso, la situación estaría salvada.

¿Qué les piden a la EPS y al ICBF?

Que suministren lo que sea necesario en cuanto a medicamentos y atención domiciliaria. Al ICBF, el acompañamiento, y ahí caben todas las posibilidades, incluso revisión de custodia, pero esta entidad deberá analizar sus posibilidades.

Temas relacionados