De 11 obras de valorización aprobadas en 2013, IDU admite que apenas entregó una

La directora del Instituto, Yaneth Mantilla, explicó que por trámites, autorizaciones y permisos entre entidades Distritales, así como por financiamiento, no han podido concluir las obras.

Archivo El Espectador

En desarrollo de un debate de control político en el Concejo de Bogotá –para discutir los alcances de un Acuerdo firmado en 2013 que contempla obras financiadas con recursos de valorización– el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) admitió que de las 11 obras consideradas en el documento, apenas entregó una.

Según explicó la directora de esa entidad, Yaneth Mantilla, se trata del denominado Acuerdo 523 de 2013, que establece 11 intervenciones en vías, financiadas a través de los denominados recursos de Valorización por Beneficio Local, los cuales implican un recaudo que deben pagar los propietarios de los predios beneficiados con tales obras.

Sin embargo, 10 de ellas no han podido ser ejecutadas –argumentó la funcionaria– por problemas como autorizaciones y permisos entre entidades Distritales, así como financiamiento. Tal como fue aprobado, el proyecto distribuye $382.000 millones en las 11 obras.

“Es inaudito que una empresa tan seria como el IDU se haya demorado un año solicitando a la Administración un servicio ambiental. Es uno de los problemas que se tenía en la Administración, que no se hablaba, las entidades no se determinaban, ¿cómo explican que se demore un año una entidad como el IDU pidiéndole un permiso a la Secretaría de Ambiente? Esa es la razón”, manifestó Mantilla ante el Cabildo Distrital.

Reconociendo la importancia de las obras, así como su urgente necesidad para el desarrollo de la infraestructura vial de la ciudad, Mantilla sostuvo que solo ha sido terminada la Avenida Colombia (AK 24) desde la Calle 76 hasta Avenida Medellín (AC 80), y que apenas se encuentra en ejecución la Avenida La Sirena (AC 153) desde Avenida Laureano Gómez (AK 9) hasta Avenida Alberto Lleras Camargo (AK 7).

La directora del IDU reveló además que cuatro de las obras no tienen financiamiento actualmente, “es decir que si yo las quisiera hacer no hay dinero para hacerlo. Eso es un problema significativo, porque ¿cómo le digo yo a la ciudadanía que vuelva a pagar por unas obras cuando ya pagó?”, sostuvo.

Ante las delicadas problemáticas, Mantilla señaló que la Administración Distrital ya coordina soluciones conjuntas y el trabajo en varios frentes para que las obras concluyan a feliz término. Entre las medidas, se encuentran la comunicación con las distintas entidades, así como temáticas financieras y la instalación de mesas de trabajo.

Les pido que creen una Comisión dentro del Concejo integrada por expertos en finanzas para buscar posibles soluciones (…) muchos de ustedes me han pedido replantear al IDU, para que sea más técnico y yo les digo que tenemos una planta de personal de 400 personas, pero 1.500 contratistas que fueron empleados en el último periodo. Contratistas que en su mayoría son de niveles técnicos y asistenciales. El IDU tiene que volver a ser lo que era, una entidad que actúa, respetable y querida por la gente”, agregó la funcionaria.

Al respecto, la concejal Nelly Patricia Mosquera (Partido de la U) se refirió a lo que denominó ‘fantasmas de la valorización’, advirtiendo que ha quedado en entre dicho la efectividad de este recaudo –ideado para financiar obras de infraestructura– en los últimos 11 años, “lo cual demuestra que los problemas del desarrollo urbano de la ciudad no se deben a la ausencia de recursos”.

“De las pocas obras que no se han descartado, existe un factor común en la mayoría de ellas: los sobrecostos no permiten que las obras tengan cierre financiero. A la fecha las obras a financiarse con los recursos de la valorización tienen un déficit de 295.037 millones de pesos. Este es un problema que debe asumir la actual Administración, debido a que en estas circunstancias sería casi imposible desarrollar las obras planeadas”, sostuvo.

La cabildante manifestó que para solventar las problemáticas en materia de desarrollo e infraestructura, se requieren garantías para que se pueda dar el cierre financiero de las obras y que los ciudadanos tengan elementos de control social y participación en la estructuración y ejecución de los proyectos.

A las críticas se sumó el concejal Rolando González (Cambio Radical, bancada que citó a la discusión), quien llamó la atención por la obra conocida como ‘La Sirena’ que desde Junio del 2014 se había establecido un plazo de nueve meses para su entrega y lleva dos años sin culminar.

“Solicito a la Administración Distrital que revise cuidadosamente el estado real de la obra. El cronograma de entrega estará para el mes de abril y el avance de la obra va en un 58% cuando debería estar al 90%. Lo que a simple vista se ve, es que tampoco la van entregar”, advirtió.

González manifestó que faltan por invertir cerca de $3 mil millones que se tienen programados con recursos del IDU del año 2016, expresando así su preocupación por el posible detrimento patrimonial que este abandono de la obra pueda ocasionar.

“Preocupa cómo el gobierno anterior realizó la ejecución de las obras de valorización. A la fecha, esta obra se encuentra paralizada, la maquinaria en completo abandono, la inseguridad para los vecinos es preocupante y el incremento de consumidores de drogas aumentan en la zona, tienen atemorizados a los habitantes y comerciantes del sector: quebrados”, precisó.

Por último, la concejal Luz Marina Gordillo (Partido Liberal) preguntó a la Administración por el estado de 137 obras de valorización que cobraron a los bogotanos hace más de 10 años: “desde 2005 se exigió a los ciudadanos el pago de la valorización, pero las obras se convirtieron en una burla. Se ha hecho todo tipo de modificaciones a las obras y pese a que han transcurrido más de 10 años, los resultados no se ven”.

“La gente paga resignada para evitar el embargo de sus bienes, pero han perdido total confianza y credibilidad. Debemos preguntarle a la Administración ¿en qué quedaron las 137 obras de valorización que nos cobraron a los bogotanos hace más de 10 años? Los bogotanos nos sentimos defraudados por la cantidad de recursos aportados y la poca cantidad de obras ejecutadas. Esta ‘Bogotá Mejor para Todos’ debe decirle la verdad a los bogotanos y de una vez por todas destapar la verdad de las obras de valorización”, agregó la cabildante.

Temas relacionados