De cada 10 niños entre 5 y 17 años en Bogotá, al menos uno es obligado a trabajar

El Distrito reveló que en lo corrido del año, casi 2.900 menores han sido rescatados del trabajo infantil en la ciudad.

Archivo

Previo a la conmemoración del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, que se realizará este domingo 12 de junio, el Distrito reveló que de cada 100 niños y niñas entre 5 y 17 años, 11 son obligados a trabajar. Según la Administración, en lo corrido de 2016 han sido rescatados de este flagelo 2.880 menores, un 35% más que en el mismo período del año anterior, cuando la cifra fue de 1.863.

Según el reporte, el trabajo infantil en Bogotá está concentrado en cinco localidades: Kennedy, Ciudad Bolívar, Suba, Bosa y Engativá. Por otro lado, un informe del DANE advierte que de la población entre 5 y 17 años que trabaja, el 7,9% son niños y el 3,1% son menores que realizan oficios del hogar por 15 horas o más, lo que corresponde al 56% del total de la población.

Ante esta realidad, de manera articulada entre entidades y el despacho del Alcalde Mayor, el Distrito emprendió acciones estratégicas para erradicar el trabajo infantil: a través de la Secretaría de Educación, se enfocarán acciones en el restablecimiento de los derechos de los menores trabajadores, logrando su permanencia o regreso a la escuela, el desarrollo de sus capacidades y el empoderamiento sobre su proyecto de vida.

Adicionalmente, este viernes se firmó un pacto con 35 empresas del sector privado que serán aliadas del Distrito para desvincular a quienes se encuentran en actividades de trabajo infantil y prevenir la vinculación laboral de niñas, niños y adolescentes.

A través de los 13 Centros Amar y 30 equipos de la Estrategia Móvil para la prevención y erradicación del trabajo infantil, liderados por la Secretaría de Integración Social, se garantizó también atención integral, refuerzo nutricional, acceso a la justicia, refuerzo pedagógico, participación en actividades culturales, recreativas, y deportivas a niños que debían trabajar en labores como venta ambulante o estacionarias, plazas de mercado y reciclaje.

“La articulación entre las entidades para combatir esta problemática social envía un mensaje muy claro a la sociedad: cada niño que preservemos, que acompañemos, que abracemos desde el sistema educativo con formación, es un niño que puede tener un proyecto de vida como lo merece. Por eso decimos no al trabajo infantil”, aseguró María Victoria Angulo, secretaria Distrital de Educación.

La meta de la Administración para los próximos cuatro años es atender integralmente a 25 mil niñas, niños y adolescentes vinculados a trabajo infantil y promover su retorno al ámbito escolar y reducir en 4 puntos la tasa de trabajo infantil ampliada pasando del 11% al 7%.

Al respecto, la secretaria de Educación invitó a las familias a que tengan como prioridad la educación para sus hijos en búsqueda de un mejor futuro y que “entendiendo las diferentes falencias económicas, ante todo preserven esta educación pública, distrital y gratuita que estamos ofreciendo en la ciudad. Que les den la oportunidad a las niñas y a los niños la posibilidad de estudiar y que no abandonen el sistema educativo”.