IV Encuentro de Liderazgos LGBT: A enfrentar el conservadurismo religioso

hace 1 día

De cada 100 personas que viajan en Transmilenio, 15 son coladas

La preocupante cifra se dio a conocer durante un foro, en el que se revelaron los resultados de un estudio de evasión realizado por la Universidad Nacional, que establece que el 15,36 % de los pasajeros ingresan de manera irregular a las estaciones y buses del sistema.

El estudio estima que Transmilenio deja de recibir cada año aproximadamente $222.000 millones por parte de quienes ingresan al sistema sin pagar su pasaje. Cristian Garavito - Archivo El Espectador.

La evasión es uno de los problemas de Transmilenio (TM) que impacta más directamente en las finanzas del sistema. A pesar de las múltiples estrategias de pedagogía e infraestructura que puso en marcha el Distrito para reducir la cifra de colados (se firmaron ocho contratos en 18 meses), el problema continuó y era imposible tener un indicador preciso sobre para conocer la verdadera dimensión de esta problemática. Para tener un sustento técnico, TM suscribió un contrato la Universidad Nacional para la realización de un estudio para conocer de forma detallada la realidad de la evasión.

Aunque se sabía que el problema era grave, el informe que entregó la U. Nacional arrojó cifras preocupantes. Luego de 48.300 horas de grabación, de las cuales se digitalizaron y analizaron 13.800 horas, se concluyó que 15 de cada 100 pasajeros ingresan a la estaciones del sistema de manera irregular. De esos 15 evasores, 10 ingresan a las estaciones saltando los torniquetes y cinco entran por lugares no autorizados, como las puertas de embarque de los articulados. Las horas valle, los fines de semana y festivos, son los momentos en que se presentan mayores índices de evasión en el sistema.

Para el estudio, se tomaron como muestra los nueve portales del sistema, seis estaciones con altos índices de evasión y otras 25 que, por muestreo probabilístico, representaban al resto de las troncales. De acuerdo con las conclusiones del informe, el porcentaje de evasión en las troncales del sistema es de 15,36 %, con lo que se estima que TM deja de recibir cada año aproximadamente $222.000 millones por parte de quienes ingresan al sistema sin pagar su pasaje.

Medidas contra colados en Transmilenio: mucha inversión, pocos resultados

Los resultados del estudio se dieron a conocer en el foro “La evasión en Transmilenio: un reto de ciudad”, en el que participaron varios funcionarios del Distrito que a su vez dieron a conocer las estrategias que se han implementado en el sistema para reducir los índices de colados.

“La evasión es una problemática que afecta notoriamente a TM, pues, además de que los evasores sobrecargan el sistema, aumentan la percepción de inseguridad y afectan la experiencia para los demás usuarios. Desde TM trabajamos con un enfoque tanto técnico y práctico, sobre lo que puede hacer el sistema, como humano, donde se tratan las actitudes comportamentales de los usuarios, pues es un tema donde la corresponsabilidad juega un papel fundamental”, manifestó María Consuelo Araújo, gerente del sistema.

Frente a este panorama, el Distrito recalcó que dispone de 234 servicios de seguridad privada para controlar la evasión y reiteró que tiene 62 perros disuasores que trabajan junto a sus manejadores, que hacen parte de la vigilancia privada del sistema. Asimismo, la administración informó que en lo corrido del año, con corte a abril, se impartieron 12.725 comparendos por ingreso irregular a las estaciones y articulados de TM. El sistema adquirió 168 cámaras de seguridad y 41 de monitoreo de evasión, que fueron instaladas en 25 estaciones, para detectar estas actividades irregulares. 

Transmilenio defiende uso de equipo canino como método de disuasión contra colados

Además, el Distrito anunció que está trabajando en cuatro líneas de trabajo para combatir este fenómeno: fiscalización, infraestructura, cultura ciudadana, y monitoreo. La primera se basa en la aplicación del Código de Policía, en el que se castiga el hecho de “evadir el pago de la tarifa, validación, tiquete o medios que utilicen los usuarios para acceder a la prestación del servicio esencial de transporte público” e “ingresar y salir de las estaciones o portales por sitios distintos a las puertas designadas para el efecto”. Por esto, se han aplicado 8.616 comparendos por saltar los torniquetes y 4.109 por ingresar o salir por lugares no permitidos.

Respecto al segundo punto, la infraestructura, el Distrito recordó que hasta septiembre de 2018 se instalaron 9.594 metros lineales de barreras perimetrales en 38 estaciones, con las que se busca reducir el ingreso irregular por las puertas de abordaje de los buses de TM. Esta medida, además, impactó en la seguridad vial pues ayudó a reducir los accidentes en estos puntos en un 32 %. La entrada en operación de Transmicable de Ciudad Bolívar también es clave en este proceso, pues allí se instalaron barreras de control de acceso de piso a techo, además de mallas de seguridad en Portal Tunal para controlar la evasión entre los buses y el cable.

Torniquetes del Transmicable: la apuesta para evitar colados en el sistema

Las estrategias de cultura ciudadana, según TM, han arrojado avances significativos en cuanto a la generación de sentido de pertenencia por parte de los usuarios. El sistema cuenta con 252 mediadores sociales, ubicados en 28 puntos, que tienen como tarea disuadir la evasión a través de estrategias lúdico-pedagógicas. Además, se realizan acciones de concientización en puntos externos a portales y estaciones para generar cultura ciudadana. Entre el 5 de febrero y 25 de abril, el Distrito llevó a cabo 49 talleres en 11 instituciones, en los que participaron casi 2.500 personas.

Por último, frente al monitoreo, el Distrito destaca la entrega del estudio contratado con la Universidad Nacional, pues asegura que este es la línea base para diseñar nuevas estrategias y preparar las metodologías para medir la evasión en el SITP, estudio que se realizará en el segundo semestre del año.