Debate por casas gratis en barrios estrato 6

Metrovivienda construirá 372 viviendas de interés prioritario (VIP) en barrios como Chicó y Santa Bárbara. Obras comenzarían en 2015.

Los diseños de las viviendas, según el gerente de Metrovivienda, deben ajustarse a la arquitectura de la zona. / Archivo

Que el Distrito construya viviendas de interés prioritario (VIP) para víctimas del conflicto en barrios como Chicó y Santa Bárbara es una posibilidad que genera rechazo entre algunos ciudadanos. Sin embargo, también despierta la ilusión de 4.000 víctimas que ayer hicieron un cabildo por la vivienda digna en la Plaza de Bolívar. Su aspiración: que el Gobierno les dé casas de acuerdo con sus necesidades.

Ayer se revivió el debate sobre la construcción de casas estrato uno en barrios estrato 6, cuando Metrovivienda anunció una inversión de $30.000 millones para 372 VIP que serán edificadas en el norte de la ciudad, en lotes que son del Distrito, ubicados en la carrera 11A con calle 88, carrera 11 con calle 93A, calle 109 con carrera 17 y calle 82 con carrera 11, donde el metro cuadrado vale mínimo $5 millones.

Según Metrovivienda, las obras comenzarían en agosto de 2015. “Estamos en prediseño. Pueden pasar dos meses mientras vinculamos a los constructores y seis más de licenciamiento. La idea es que, de forma paralela asignemos los subsidios para las familias”, dice Nicolás Corso, gerente de la entidad. Para asegurar la permanencia de las familias, el Distrito garantizará que estas viviendas mantendrán el estrato 1 durante 10 años. Serán edificios de cuatro a siete pisos y el diseño, según Corso, dependerá de la arquitectura de la zona: “La idea es que la gente no diferencie entre la vivienda de un rico y una VIP”.

Más allá de un choque estético, algunos habitantes de la zona dicen estar preocupados por la “inseguridad” y los problemas de convivencia que podría generar este proyecto, argumento que algunos califican como excluyente. Hasta el momento, Metrovivienda no ha socializado el plan con los residentes del lugar. Esta opción, sin embargo, está contemplada: “Invitaremos a residentes y comerciantes para que nos ayuden a construir el proyecto y a mejorarlo. La idea es que no prejuzguen a las víctimas sino que sientan que pueden beneficiarse ”, sostiene Corso.

A través de su cuenta de Twitter, el alcalde Gustavo Petro reiteró que el proyectos buscan reducir la segregación social en la ciudad. De hecho, dijo que él mismo ha habitado en sectores marginales: “Viví mucho en Altos de Cazucá de Soacha y en el barrio de gente humilde Bolívar 83 de Zipaquirá. La estratificación en Colombia es un sistema de castas, antidemocrático y antihumano. Eso debe acabar”.

Al debate se sumaron las opiniones de académicos que participaron en el seminario sobre segregación urbana, organizado por la Secretaría de Planeación: “Muchas políticas urbanas que intentan combatir la segregación enfrentan el problema de no tener interlocutores en los barrios”, dijo Rubén Kaztman, exdirector de Cepal en Montevideo.

De otro lado, María José Álvarez, Ph.D. en sociología y docente de la Universidad del Rosario, agregó que “cuando la gente de distinto nivel socioeconómico está en el mismo espacio, interactúa. Pero para que funcione, se necesita que las distancias sociales no sean tan grandes, que existan espacios públicos  donde la gente se mezcle y que la interacción se dé en sitios puntuales, como el educativo”.

Para que exista una integración más allá del hábitat, el Distrito realizó un análisis de la oferta educativa donde Metrovivienda adelantará el proyecto. Un total de siete colegios están en la lista. Aparecen, por ejemplo, los colegios Juan Francisco Berbeo (calle 77 Nº 22-66) y Campestre Monte Verde (Tv. 3 Nº 99-27).

Además de construir en lotes del Distrito, como lo hará Metrovivienda, la Secretaría de Hábitat tiene en su registro 1.185 inmuebles de engorde (terrenos sin construir) que declaró prioritarios para la construcción. Esta categoría determina que los propietarios tienen un año para comenzar a edificar el terreno, de lo contrario, el Distrito lo enajenará y subastará, como ocurrió esta semana con un lote de 1.247 metros cuadrados ubicado en el Barrio San Antonio, de la localidad de Usaquén. Allí, el Distrito también construirá casas de interés prioritario. A la fecha la Secretaría ha subastado 15 predios (5,68 hectáreas) en los que construirán proyectos de VIP. En predios del Distrito la entidad espera construir 11.079 VIP. De éstas, 4.908 ya se están gestionando.