Han rescatado 100 animales en el año

“Vendedores de mascotas deben cumplir con condiciones mínimas”: Distrito

Luego de que las autoridades sellaran un local de venta de mascotas en la avenida Caracas con calle 56, en donde encontraron 13 animales en mal estado, se volvieron a encender las alarmas sobre los casos de maltrato en este tipo de establecimientos.

Defensores de los animales recomiendan que se opte por la adopción.Cristian Garavito-El Espectador

Al considerar que la venta de mascotas no está prohibida, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal advierte que estas tiendas tienen la obligación de cumplir con el Acuerdo 509 de 2012, mediante el cual se promueven acciones responsables para la comercialización.

Su directora, Claudia Liliana Rodríguez, indica que los comerciantes deben seguir con un protocolo sanitario para evitar poner en riesgo la integridad de los animales. “Deben vender mascotas mayores de tres meses de edad, primovacunados, deben expedir un carné de vacunación con firma y sello de un médico veterinario, y cumplir con los protocolos de bioseguridad de residuos”.

En efecto, el local intervenido durante el fin de semana no cumplía con esos requisitos: los animales estaban débiles, no gozaban de las condiciones nutricionales mínimas y los que fueron rescatados aún están en riesgo de morir. “No podemos prohibir la comercialización de animales domésticos, pero sí regularla. Por eso realizamos un proceso de regulación que tiene que ver con registro, capacitación, certificación y seguimiento a todos los prestadores de este tipo de servicios”, agrega Rodríguez, quien indica que a la fecha, desde diciembre de 2016, rescataron 100 mascotas y realizaron 200 visitas de verificación.

A pesar de los esfuerzos por intervenir estos lugares que no cumplen con las normas básicas, en muchos casos las posibilidades de supervivencia de los animales rescatados son mínimas, sobre todo cuando se trata de aquellos que están en pretérmino (por debajo de los 45 días de nacidos), deshidratados y con enfermedades infectocontagiosas. Sucedió en diciembre, cuando lograron aprehender 35, pero sólo sobrevivieron tres.

“Estos establecimientos existen porque hay demanda. Si la gente tuviera un poco más de conciencia, en relación con que hay otras maneras de tener animales de compañía (como la adopción), no existirían este tipo de negocios o no habría tantos”. La frase es de la bióloga Andrea Hurtado, vocera del equipo Bogotá por los Animales, que pide que al menos se cumplan con los protocolos adecuados para el comercio.

Después de este episodio, los comerciantes de mascotas están bajo la lupa de las autoridades. Por temor a ser víctimas de señalamientos, algunos vendedores de la avenida Caracas decidieron no pronunciarse, pero de manera extraoficial pidieron no ser estigmatizados. “Por unos que no cumplen, pagamos todos los que vivimos de esto”.

El Distrito, con los dientes con los que cuenta, asegura que seguirá atendiendo los casos de maltrato con el apoyo de la Policía y la Fiscalía. Por otra parte, les pide a los ciudadanos que si deciden comprar un animal de compañía verifiquen que les entreguen un carné de vacunación y que las mascotas tengan el pelo brillante y un peso adecuado para su tamaño. “Sin embargo, la gente debe entender que la vida no se debe comprar ni comercializar”, asegura la directora de Bienestar Animal.