“Decir que el metro será un alimentador de Transmilenio es folclórico”: Peñalosa

Tras la aprobación de las vigencias futuras para el proyecto por parte del Concejo de la ciudad, el mandatario respondió a las críticas de quienes aseguran que el sistema quedará relegado a Transmilenio.  

Cristian Garavito - El Espectador

El alcalde Enrique Peñalosa celebró este miércoles el visto bueno que el Concejo de Bogotá dio a las vigencias futuras para el metro, con lo que se aseguran los recursos que el Distrito aportará para la construcción de la primera línea de la obra. No obstante, el mandatario se refirió también a las críticas que recibió el proyecto durante la discusión en el cabildo y respondió a concejales que aseguraron que la obra, tal como fue ideada por la administración, sería un ‘minimetro’ o un alimentador subordinado al sistema Transmilenio.

En particular, Peñalosa le respondió al concejal Juan Carlos Flórez (Alianza Social Independiente -ASI), quien advirtió que el “único objetivo” del metro será “garantizar la eternización de Transmilenio”. (Lea: Metro elevado o subterráneo: ¿y dónde está el ahorro?)

“Triste que un concejal que en algunas cosas ha sido serio y responsable, haga declaraciones emocionales y políticas”, manifestó el alcalde en diálogo con Blu Radio, defendiendo que su proyecto no será “ningún minimetro” y que complementará otros sistemas como Transmilenio, el componente zonal del SITP y el Transmicable que se construye en la localidad de Ciudad Bolívar. “Decir que el metro será un alimentador de Transmilenio es folclórico”, agregó Peñalosa.

El alcalde aseguró que el metro de Bogotá tendrá capacidad para movilizar a cerca de 72.000 pasajeros hora-sentido y manifestó que, más allá de ser un ambicioso proyecto de movilidad, será una obra que favorecerá el desarrollo urbano de la capital, en tanto “mejorará las zonas por donde pasará”.

“Vamos a tener metro en Bogotá. Con la aprobación de las vigencias futuras tenemos los recursos asegurados tanto de la Nación como de la ciudad. En ocho días se firma el convenio (de cofinanciación) y el protecto será irreversible”, precisó Peñalosa.

Con el visto bueno del cabildo, el Distrito obtiene el 30 % del dinero que le corresponde para la obra, tras el compromiso que adquirió la Nación en septiembre de aportar el 70 % restante ($15,1 billones) para el ambicioso proyecto que irá en una línea elevada desde el Portal de las Américas hasta la calle 72.

El gerente de la empresa Metro, Andrés Escobar, aseguró que después de la firma del convenio de la cofinanciación con el Gobierno Nacional, se definirán el número de licitaciones con las que se desarrollará el proyecto y las modalidades de las mismas. “Después de eso arrancamos a preparar los pliegos de licitación para poder abrir a principio del año entrante”, sostuvo.

Lo que viene para la primera línea del metro

Según la administración, en 2018 arrancarán las obras menores de la primera línea del metro y se concretarán las licitaciones mayores. Por otro lado, las obras menores incluyen el Traslado Anticipado de Redes (TAR) "para reducir demoras durante el desarrollo de las obras principales".

“El otro año realizamos las obras menores, traslado de las redes, la adecuación del terreno para el patio-taller, y cerraremos las licitaciones grandes, posiblemente dos o tres, y en 2019 empiezan a ejecutarse las obras”, informó Escobar. “Cuando termine la administración ya habrán iniciado las obras mayores y estarán en plena ejecución. El desarrollo del metro involucra seis frentes de obra, cada uno va a tener un equipo con unas máquinas exclusivas trabajando”, agregó, precisando que la empresa Metro será la receptora del flujo de dinero que la Nación y el Distrito aportarán para la obra.

En materia de gestión predial, Escobar explicó que se debe adelantar en dos grupos: “La compra de predios tiene diferentes grupos, el primero es el más indispensable para iniciar las obras, de esos ya están 130 identificados y ya hemos tenido reuniones con los propietarios. Con la firma del convenio con la Nación empezamos a hacer las ofertas de compra”. El segundo grupo de predios es el que se requerirá para la renovación urbana y las estaciones. En total serán 850 predios aproximadamente.

El recorrido del metro

El metro iniciará su recorrido en la zona suroccidental de Bogotá, exactamente en la localidad de Bosa, donde estará ubicado el patio-taller, seguirá su recorrido por la Avenida Villavicencio, se conectará con la Avenida Primero de Mayo, hará conexión con la NQS y tomará la Calle 8 sur por la Calle 1.

Posteriormente, seguirá por la Avenida Caracas hasta la Calle 78, donde culminará su recorrido y se adelantarán las maniobras para el retorno de los trenes. “La primera fase irá hasta la Calle 72, pero queda diseñado hasta la 127 y podrá continuar más hacia el norte y conectarse con el Regiotram, para conectar los dos aeropuertos que en el futuro tendrá la capital”, aseguró Peñalosa.

En total serán 24 kilómetros de recorrido con 15 estaciones, 10 de ellas estarán conectadas con las troncales alimentadoras de Transmilenio.

La capacidad máxima de carga será de aproximadamente 72.000 pasajeros por hora en cada sentido. Cada tren tendrá entre 6 y 7 vagones, dependiendo la demanda en las horas pico o valle, y podrá transportar alrededor de 1.800 personas