Declaran desierta licitación para temporada taurina en Bogotá

Las corporaciones taurinas de Bogotá y Manizales se habían unido para pujar por el contrato, mediante el cual el Distrito busca el organizador de la ‘fiesta brava’ de 2017.

Plaza la Santamaría. / Archivo

Aunque este viernes se esperaba que, después de cinco años de ausencia de lidia en la plaza de Santamaría, se conociera el organizador de la temporada taurina de Bogotá en 2017, el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) anunció que declaró desierta la licitación. 

Según argumentó el organismo, el único consorcio que entró a la puja –denominado Colombia Taurina y conformado por las corporaciones taurinas de Bogotá y Manizales– no cumple con la capacidad financiera para asumir los compromisos que implica organizar el evento, por lo que será necesario abrir un nuevo proceso. (Lea: Se busca organizador de corridas en la Plaza de Santamaría)

De acuerdo con el Instituto, en los próximos días se tiene prevista la apertura de una nueva licitación que dé cumplimiento al mandato que la Corte Constitucional le dio al Distrito de garantizar el regreso de ese espectáculo a la plaza. (Lea: Peñalosa impulsará proyecto de ley para sacar las corridas de toros de Bogotá)

“En cumplimiento de la mencionada sentencia, el IDRD, en su calidad de administrador del escenario, continúa con el trámite para la adjudicación de la operación de la temporada taurina 2017, a través de la apertura de un nuevo proceso”, declaró el Instituto a través de un comunicado de prensa.

El ganador de la nueva licitación deberá organizar cinco corridas y una novillada entre enero y febrero de 2017, además de dos novilladas en agosto, durante el Festival de Verano.

El fallido proceso que derivó en la declaración de desierta inició con la audiencia de publicación de pliegos definitivos el pasado 29 de agosto, el cierre el 8 de septiembre y audiencia de adjudicación este viernes. El plazo establecido es de tres meses (enero, febrero y agosto) y el contrato no compromete recursos del IDRD. De lo recaudado por boletería, el ganador de la licitación deberá entregarle el 13% al Distrito.

El Espectador informó en su momento que para la Corporación Taurina de Bogotá se trataba de un precio muy alto, si se tienen en cuenta la contratación de toreros de talla internacional y el esfuerzo publicitario que deberá hacer quien se quede con el contrato para atraer afición a la Plaza de Santamaría tras cinco años de ausencia de los toros en ese escenario, que comenzaron cuando Gustavo Petro, como alcalde, decidió no arrendarle más ese lugar a los taurinos.

Allí, actualmente, se desarrollan obras de reforzamiento estructural que deberán ser entregadas el 14 de enero de 2017, antes de que comience la temporada.