Declaran toque de queda en Cundinamarca para prevenir tercera ola de contagios por COVID-19

Noticias destacadas de Bogotá

La restricción comenzará a regir desde el jueves 25 de marzo y se extenderá hasta el martes 5 de abril, cuando finalice el puente de Semana Santa.

El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, anunció que a partir de mañana se extremarán las restricciones a la libre movilidad de los ciudadanos, por lo cual declaró el toque de queda en el departamento hasta el lunes 5 de abril.

La medida determina que la restricción iniciará cada día desde las 12 a.m. y terminará a las 5 a.m., y los alcaldes de los municipios tendrán libertad de aplicar otras medidas como el pico y cédula para limitar la circulación de personas en las calles.

Estos anuncios, dice la Gobernación, están guiadas hacia prevenir y evitar que por las celebraciones y viajes de la Semana Santa haya un tercer pico de contagios por COVID-19, como el que se presentó a finales de 2020 e inicios de 2021.

“Acatamos la normativa del Gobierno Nacional y además hacemos uso de todas las herramientas con las que contamos para evitar que aumente el número de contagios. También se radicará un oficio ante los Ministerios del Interior y de Salud pidiendo medidas más restrictivas en los municipios de Girardot, Ricaurte, Villeta, Anapoima, La Vega, Fusagasugá y La Mesa. Para ellos la medida comenzaría a las 10 de la noche”, explicó el gobernador García.

El mandatario también anunció que a partir de mañana rige la prohibición de consumo de alcohol en lugares públicos, las cabalgatas, los eventos con aglomeraciones y se acordó con la Iglesia Católica que no habrá procesiones.

Estas medidas hacen parte de las restricciones temporales que anunció el Gobierno Nacional para los municipios que reporten altos niveles de ocupación en las unidades de cuidados intensivos de sus clínicas y hospitales.

Comparte en redes:

Temas Relacionados

Bogotánoticias de Bogotá