Delincuencia juvenil en Bogotá: más de 3.400 jóvenes han sido aprehendidos en 2016

En las últimas horas la Policía detuvo a tres menores que, portando incluso armas de fuego, se dedicaban a asaltar transeúntes en la localidad de Suba.

/ David Campuzano

La Policía de Bogotá prendió este martes las alarmas por cuenta del elevado número de aprehensiones contra menores de edad involucrados en hechos delincuenciales. En lo corrido del año, según el reporte de la institución, ya han sido sorprendidos más de 3.400 adolescentes protagonizando hechos como hurtos y asaltos. Precisamente, en las últimas horas las autoridades aprendieron a tres jóvenes que, incluso con armas de fuego, atracaban a transeúntes en la localidad de Suba.

En un primer hecho, registrado en el sector de Rincón, uniformados del grupo de Infancia y Adolescencia de la Policía Metropolitana lograron detener a dos jóvenes de 14 y 16 años que, minutos antes, habían herido con arma blanca a otro adolescente que se resistió al hurto de su celular.

“Los dos adolescentes fueron puestos a disposición de un juez de menores y según los testimonios de algunos vecinos de la localidad, serían responsables de varios hechos delincuenciales que ya están siendo investigados por la Policía”, explicó la institución.

En otro caso, presentado también en Suba, fue aprehendido otro menor que, con un arma de fuego, hirió de gravedad a un hombre que previamente había retirado dinero de una entidad bancaria. Por fortuna, el hombre logró ser trasladado oportunamente a un centro asistencial donde aún se recupera de la lesión.

Se logró establecer que el adolescente ya suma cuatro registros de ingresos a centros de reclusión para menores, uno por porte ilegal de armas y otros tres por el delito de hurto. Al parecer, según la Policía, hace parte de una banda liderada por mayores de edad.

En estos dos casos, los jóvenes deberán responder por el delito de hurto y tentativa de homicidio.

La Policía elevó un llamado a los padres de familia para que tengan mayor cuidado con sus hijos, especialmente durante la temporada de fin de año cuando hay receso escolar, para evitar que puedan ser instrumentalizados por bandas organizadas para cometer actos delictivos.

“Es importante que los niños, niñas y adolescentes no permanezcan solos, sino siempre bajo el cuidado de adultos responsables u ocupados, realizando actividades en pro de su recreación y bienestar”, agregó la Policía.

 

últimas noticias