Delincuentes fingieron querer comer pollo pero terminaron asaltando el restaurante