“Demora en integración de tarjetas en TransMilenio empeora la movilidad”

Hay molestia por la imposibilidad de cargar tarjetas en las redes del SITP.

El Espectador

“Esta semana los bogotanos fuimos informados sobre la posibilidad de recarga de todas las tarjetas de TransMilenio en los cerca de cuatro mil puntos de Tu Llave, un anuncio que de inmediato tuvo respuesta entre buena parte de los cerca de tres millones de capitalinos que se movilizan regularmente en el sistema. No obstante, esos mismos usuarios al momento de hacer efectiva la recarga se encontraron con la sorpresa de que sus tarjetas no eran leídas en las estaciones por la ausencia de unos códigos de seguridad”, con estas palabras la concejal María Clara Name expresó su molestia por la demora en la integración de tarjetas.

La cabildante dijo que las explicaciones a este respecto y en distintos momentos han sido poco menos que aceptables, por cuanto el sistema se ha ido expandiendo en zonas cuya demanda sigue en aumento, pero el sistema de tarjetas evidencia un serio rezago que va en detrimento del usuario.

“De continuar así asistiremos los bogotanos a otro colapso del sistema de proporciones insospechadas y ya no por la falta de capacidad de los articulados, sino por un extraño conflicto entre las empresas concesionarias del sistema de tarjetas”, agregó Name.

“Todo lo anterior se atribuye a la falta de coordinación efectiva desde la gerencia de Transmilenio hacia las empresas Angelcom y Recaudo Bogotá para concretar esta necesidad. Si uno de los concesionarios como se ha expresado públicamente por parte de TransMilenio, no cumple con las condiciones necesarias para tal proceso, que se apliquen entonces las acciones o sanciones del caso, al fin y al cabo, cuál es la responsabilidad sino el cumplimiento de su obligación como concesionario”, indicó.

El pasado 7 de agosto Recaudo Bogotá recibió la orden por parte de Transmilenio de suspender hasta nueva orden las recargas en los más de 3.900 puntos tendero del SITP porque “Angelcom no hizo los cambios requeridos en su plataforma y se están causando bloqueos en las tarjetas capital, cliente frecuente y convenios (fase 1 y Fase 2)”.

El proceso de despliegue se inició desde el 1 al 5 de agosto y se anunció oficialmente el pasado 6 de agosto, buscando aliviar el ingreso y las filas en estaciones dándole agilidad el sistema.

Actualmente el sistema central que maneja las barreras en las estaciones de la Fase I y Fase II no reconoce los códigos que identifican a los puntos de red de recarga externa. Por ello, cuando la tarjeta recargada es colocada sobre el lector de las barreras de las estaciones de Fase 1 y 2, es erróneamente identificada como una tarjeta con una carga no autorizada por el sistema.