Denuncian abandono de siete obras en la localidad Rafael Uribe Uribe

Los habitantes del sector amenazan con hacer una movilización social para que el IDU les solucione el problema.

Los habitantes de la localidad de Rafael Uribe Uribe están muy molestos porque un contratista abandonó siete obras y bloqueó la movilidad.


Este jueves siete Juntas de Acción Comunal (JAL) se reunieron y expresaron su inconformidad por la paralización de las obras en ejes esenciales para la movilidad de ese sector.


El contratista abandonó los trabajos con ocasión de la resolución 3455 del 28 de julio pasado debido al incumplimiento contractual que ocasionó la caducidad del contrato 071 de 2008, concedido a una de las firmas de los primos Nule.


La comunidad amenaza con movilizarse masivamente hacia el IDU para reclamar solución inmediata al bloqueo de las vías.


Durante una mesa de trabajo convocada por el concejal Jaime Caicedo Turriago en las instalaciones del cabildo distrital, a la que asistieron representantes del IDU, la Secretaría de Movilidad, la Unidad de Mantenimiento Vial y la Alcaldía Local, junto con delegados de las juntas comunales, se conoció de la suspensión de siete frentes de obra que significan graves perjuicios para los habitantes en materia de movilidad, seguridad y riesgo para la población estudiantil.


De acuerdo con el informe presentado por el IDU, en los ejes viales cubiertos por el contrato se presenta gran atraso. El estado actual es el siguiente:



  • Calle 33 sur entre carreras 20 y 23F 80%

  • Tranversal 25 entre la carrera 28 y la diagonal 40a Glorieta 30%

  • Calle 48 X BIS sur entre carreras 1 y 3 45%

  • Avenida Santa Lucía (transversal 42, diagonal 39a  sur - avenida calle 33) 65%

  • Diagonal 50s (carrera 5L con calle - 49 sur) Chiguaza 2, AV

Guacamayas (Calle 48 Ns- 48 Ps) 42%



  • Columnas 25%

  • La Pared 32%

El concejal Caicedo se mostró alarmado por la situación y reclamó de las autoridades distritales urgente intervención para formular inmediatos planes de contingencia con miras a garantizar la seguridad y movilidad de las personas, desembotellar zonas comerciales, permitir el flujo de tráfico, así como mejorar la señalización, la iluminación y la limpieza.


"En estos momentos hay redes de servicios públicos al aire, excavaciones, escombros, sumideros, rejillas y alcantarillas tapadas, etc. La situación es muy complicada y la población tiene toda la razón en manifestar su descontento", señaló Caicedo Turriago.


Con el objeto de acelerar las decisiones de la administración y tratar de encauzar el malestar de los habitantes e impedir una situación de hecho, el concejal Caicedo citó a una nueva reunión el próximo viernes 9 de septiembre, donde el IDU y las demás entidades deberán presentar las medidas que asumirán para dar solución a la encrucijada que se creó por causa del incumplimiento del contratista.