Denuncian abuso de autoridad en un CAI del suroccidente de Bogotá