Denuncian abusos y excesos de la Policía contra mujeres transgénero en Bogotá

Mujeres transgénero que ejercen la prostitución en el centro y sur de la ciudad denunciaron que continuamente son víctimas de maltrato por parte de la Policía.

Según el Observatorio de Trabajo Sexual de la universidad de Los Andes, el 78% de personas que se dedican al trabajo sexual manifiesta haber sido víctima de violencia policial. /EFE

Pasados 20 días de un controversial operativo contra la prostitución en la plaza de la Mariposa en Bogotá –en el que se denunciaron presuntos abusos y excesos por parte de la Fuerza Pública– este martes mujeres transgénero advirtieron que los aparentes maltratos por parte de la Policía continúan.

El caso más reciente, según denunciaron, se registró en la localidad de Kennedy y quedó captado en un video en el que se observa cómo un agente de la Policía golpea indiscriminadamente a una trabajadora sexual transgénero en el sector de la Primera de Mayo con Avenida 68. (Vea: Video registró maltratos de la Policía contra mujeres transgénero en Bogotá)

De acuerdo con la persona que grabó las imágenes, este tipo de agresiones y represiones son frecuentes: “cuando ven que nosotras estamos reunidas llaman mucho Policía, nos ‘gasean’ y nos pegan. Siempre es así”, sostuvo una de las trabajadoras sexuales en diálogo con Noticias Caracol.

Según Alejandro Lanz, director ejecutivo de la ONG Parces –dedicada a defender los derechos las mujeres transgénero en Colombia– las denuncias de trabajadoras sexuales por agresiones policiales han aumentado en los primeros 40 días del año.

“Desde el 20 de enero nosotros comenzamos a recibir denuncias de abuso policial y violencia en un operativo que hicieron en el centro de Bogotá en la plaza de la Mariposa. Desde ese momento, hemos venido recibiendo una serie de denuncias por parte de la comunidad respecto a que la Policía está violentando de manera abrupta a trabajadores sexuales”, sostuvo Lanz.

El caso al que se refiere el directivo se presentó a mediados del mes pasado cuando un camión de la Policía se parqueó en la plaza de la Mariposa, alrededor de las 4:00 de la tarde, y decenas de agentes rodearon a las trabajadoras sexuales. Las montaron al vehículo a punta de golpes e insultos, denunciaron varias de ellas. (Lea: Controversia por detención de prostitutas en la plaza de La Mariposa, en Bogotá)

Según se conoció, entre las mujeres había una menor de edad y una embarazada. Las condujeron a la UPJ de Puente Aranda, donde algunas estuvieron recluidas hasta las 10:00 de la noche.

El hecho prendió las alarmas entre las trabajadoras sexuales y los grupos que defienden sus derechos, pues el operativo en la Mariposa sería el indicio de los términos de la relación que tendrá esta población con las autoridades durante la alcaldía de Enrique Peñalosa. Desde la administración, la consigna es que el bien común prevalece sobre el individual y, bajo esa bandera, la presencia de las trabajadoras sexuales en las calles constituye, de acuerdo con el Distrito, una violación del espacio público. Por esta razón, los operativos continuarán. (Lea: Sin prostitutas en las calles de Bogotá)

Cifras dadas a conocer por el Observatorio de Trabajo Sexual de la universidad de Los Andes, señalan que el 98% de personas que se dedican al trabajo sexual han tenido por lo menos una mala experiencia con la Policía y el 78% manifiesta haber sido víctima de violencia policial.