Denuncian difícil reparación para usuarios accidentados dentro de TransMilenio

Si el hecho no se encuentra en la bitácora de la empresa no existió.

@untalcharlie

La concejal Liliana de Diago habló sobre la actual situación de accidentalidad de los buses troncales de Transmilenio y Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Denunció que los accidentes sufridos como caída de pasajeros con heridas por la mala conducción y también los golpes con elementos al interior del bus, son tomados como accidentes de tránsito y atendidos por la autoridad de tránsito.

“Respecto a los aprisionamientos con puertas de los articulados, puede ser o no tomado como accidente de tránsito según criterio del policía que atiende. Lo que genera que la reclamación a la empresa Transmilenio sobre estos accidentes por parte de los usuarios sea casi imposible”, explicó.

En este sentido, advirtió lo difícil que puede resultar el reconocimiento y la reparación de los daños a quienes sufren accidentes en el sistema. “Si no se encuentra en la bitácora de la empresa no existe, la negación de la ocurrencia del hecho por parte de Transmilenio podría estar desconociendo los derechos de los usuarios y presuntamente generar un escenario de evasión de responsabilidad”.

Por otra parte, la cabildante agregó que Transmilenio dentro del Plan de Desarrollo cuenta con 3.800 millones de pesos para realizar la meta al 100% de realizar una política laboral que integre los sistemas de capacitaciones y estímulos con enfoque diferencial que propenda por la dignificación del trabajo y la calidad de vida del servidor público.

“Hoy el gremio de conductores de Transmilenio y el Sistema Integrado de Transporte Público denuncian prolongadas jornadas de trabajo, multas injustificadas, inseguridad y supuestas presiones, lo que demuestra que no existe la política laboral y que el dinero otorgado para este programa no se ve representado para lo que se destinó”, señaló.

Para la concejal Liliana de Diago “los niveles de accidentalidad no son culpa de los conductores exclusivamente. Ellos necesitan un real acompañamiento por parte de la empresa Transmilenio, ofrecer un empleo digno con horarios flexibles, con rutas empresariales para minimizar la inseguridad que los aqueja y realmente invertir los dineros de la política laboral en el mejoramiento de nuestros conductores que para el SITP al 31 de agosto de 2014 eran 16.304, si ellos tienen una buena calidad de vida, los bogotanos también tendremos calidad del servicio”.

Según Transmilenio en 2013 se registró un total de 34.326 accidentes en Bogotá. De esos, 29.082 fueron accidentes de vehículos mixtos; 4.879, de los buses convencionales; 3.472, de los buses zonales, y 365, de los troncales de Transmilenio. A septiembre de 2014 se habían registrado 19.675 accidentes en total, 17.174 mixtos, 2.249 del transporte público convencional, 2.153 de los buses zonales y 252 de los troncales.