Denunciaron cuentas de Twitter que compartían videos porno grabados en Transmilenio

Noticias destacadas de Bogotá

Transmilenio ayuda a la Policía a realizar labores de inteligencia para identificar a los propietarios de las cuentas que compartían este contenido.

Por medio de un comunicado, Transmilenio denunció la existencia de cuentas de Twitter que compartían videos con contenido sexual en el sistema de transporte. Ante los hechos, la entidad reportó las cuentas a la red social para que estas fueran retiradas y de igual forma le pidió a la Policía identificar los propietarios de las cuentas.

“Transmilenio rechaza de manera enfática este tipo de cuentas y contenidos, y ya ha reportado dichos perfiles frente a la red social para que sean bloqueados. Así mismo se tomarán las acciones legales correspondientes frente a la Fiscalía”, dijo la entidad en su comunicado.

Al parecer se trató de cuentas que, además de compartir los videos, invitaban a más usuarios a grabar dicho contenido y compartirlo. Los hechos no son considerados un delito, pero si viola el código de Policía, el cual en su artículo 33 habla de los comportamientos que afectan la tranquilidad y relaciones respetuosas de las personas. En uno de los apartados se contempla el hecho de “realizar actos sexuales o de exhibicionismo que generen molestia a la comunidad”. Por lo anterior, los responsables deberán pagar una multa tipo 3, que equivale a 16 salarios mínimos diarios legales vigentes (SMDLV), un total de $468.160.

>>>Lea: Investigan a autores de video porno grabado en el MIO de Cali

Por el mismo camino, la entidad aseguró que seguirá trabajando para evitar que se presenten casos de acoso sexual, además, hizo un llamado a la comunidad para promover buenas prácticas en el sistema. “Se debe respetar a los demás usuarios, pues es un servicio público donde debe primar el respeto y la sana convivencia”.

Transmilenio también pidió que los usuarios que conocieran más cuentas o personas que realizaran este tipo de videos, denunciaran a la Policía, para hacer las sanciones correspondientes.

Este no es el único caso, pues algo similar sucedió en Cali, en el sistema de transporte MIO, cuando una mujer entra al bus, se sienta en una de las sillas, saca un vibrador y hace uso de él mientras el bus va en movimiento. Las autoridades de la capital del valle también investigan los hechos.

Comparte en redes: