Deserción escolar en Bogotá pasó del 4,6 al 2,7 por ciento

De los 48 mil estudiantes que se gradúan cerca de 15 mil no pueden ingresar a la universidad.

Archivo

El alcalde Gustavo Petro resaltó que los esfuerzos que se han hecho en la ciudad en estos años han permitido que la tasa de deserción escolar continúe disminuyendo. “Bajó del 4,6 al 2,7. ¿Qué significa? Que muchos jóvenes y niños prefieren quedarse en el colegio”, afirmó.

Señaló que Bogotá hace bastante tiempo ha alcanzado la cobertura total en educación, incluso recibe población estudiantil de pueblos aledaños a la capital y que los casos de deserción escolar se presentan en su mayoría en los últimos años de estudio.

También indicó que se debe trabajar por garantizar el acceso de los jóvenes que salen del colegio a la educación superior, ya que en la actualidad de los 48 mil estudiantes que se gradúan cerca de 15 mil no pueden ingresar a la universidad.

“Nosotros estamos trabajando en esto, en Bosa la sede de la Universidad Distrital está creciendo a punto de terminar, donde habrá una facultad de medicina en poco tiempo pero el salto tiene que ser mayor”, sostuvo Petro.

Sobre la mejora de las instalaciones educativas en la ciudad, Petro dijo que se cumplen los objetivos del programa de Gobierno.

“Dijimos en el programa de Gobierno: vamos a construir instalaciones nuevas y ahí empezó nuestro calvario. ¿Qué es una instalación nueva? Por ejemplo al colegio Sabio Caldas queremos que parte de esos estudiantes estudien 8 horas y no 5, donde podemos en un lote construimos una instalación nueva pero la instalación a quién pertenece, al colegio”, resaltó.

Igualmente, expresó que como no son colegios con nuevos nombres sino nuevas instalaciones, no existen para los medios. “Las instalaciones están prestando un servicio que ha permitido que un cuarto de millón de estudiantes pasen de estudiar cinco horas a 8 horas, que muchísimos de ellos, 20 mil estén hoy aprendiendo a tocar violín, piano o música clásica, que a partir de allí estudien matemáticas”, dijo.

Por último, manifestó que todo esto es una demostración práctica que en una sociedad donde el Estado prioriza a los más pobres y construye democracia ciudadana, los resultados son mejores.