"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Desesperados, bogotanos celebran con ponqué otro cumpleaños de las obras en la calle 94

El IDU nuevamente aplazó la entrega del proyecto. Ya no será en diciembre de este año sino en abril de 2017.

Imagen tomada de video de Semana

Habitantes del norte de Bogotá ya perdieron las esperanzas en las obras de construcción del deprimido en la calle 94 con Avenida NQS que ya completan cinco años. Tan es así, que optaron por partir un ponqué y celebrar otro “cumpleaños” de estas obras que parecen nunca acabar.

Algunos habitantes de este sector de la ciudad se reunieron y, como en cualquier cumpleaños, compraron una torta y cantaron al festejado: “¡feliz cumpleaños deprimido, estamos deprimidos!”, dicen los afectados. Así se pudo evidenciar en un video publicado por Semana.com.

Ellos ya optaron por llenarse de paciencia y más, después de que esta semana durante un debate de control político en el Concejo de Bogotá, la directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Yaneth Mantilla, anunciara que el deprimido se entregará en abril de 2017 y no a finales de este año como se había asegurado anteriormente.

El paso subterráneo de la calle 94, el cual pretende agilizar el tráfico por esta zona y evitar el embotellamiento que allí se presenta, ha enfrentado múltiples obstáculos desde su comienzo, en 2005, cuando gobernaba el entonces alcalde Samuel Moreno, quien fue condenado a 18 años de prisión por el carrusel de la contratación.

El proyecto primero estuvo en manos de un grupo relacionado con el empresario Julio Gómez (vinculado al carrusel de la contratación) lo que generó que la obra estuviera detenida por más de tres años. Luego, se presentaron incidentes entre los residentes del edificio “Suite Crown Building” y el personal del contratista de la obra porque los primeros se oponían al inicio de trabajos para redes secas, que estarían localizadas sobre la zona de espacio público, colindante a la edificación. Durante el pleito, las obras se paralizaron por 10 meses.

En conclusión, se han presentado cuatro suspensiones, tres prórrogas y ocho adiciones de recursos al presupuesto inicial, que fue tasado en $40.000 millones.

La proyección inicial de la obra asumió sobrecostos de casi cuatro veces frente a su valor inicial, y por eso se cree que la construcción terminará costando, por lo menos, 165.000 millones de pesos.

Temas relacionados