Desmantelan banda que estafaba a familias humildes de Bogotá vendiendo lotes ilegales

Cerca de 200 personas fueron robadas. Los delincuentes cobraban por los terrenos, ubicados en la localidad de Ciudad Bolívar, entre $500.000 y $2 millones.

Policía Metropolitana de Bogotá

La Policía de Bogotá capturó a 11 personas que integraban una banda de estafadores, dedicada a vender lotes en la localidad de Ciudad Bolívar a familias humildes. El grupo de delincuentes era conocido como “La Colmena”. Más de 100 uniformados adelantaron un operativo en su contra este miércoles en una zona de invasión denominada “El Milagro”. (Lea: De tierreros y otros robos de predios en Bogotá)

Según Douglas Restrepo, comandante de la Sijin de Bogotá, la banda se apoderó de terrenos de invasión en Ciudad Bolívar y empezó a venderlos a familias de escasos recursos y a desplazados. "Estos delincuentes cobraban entre $500.000 y $2 millones a los incautos, estafaron mucha gente pero ya les veníamos siguiendo la pista”, manifestó Restrepo en Caracol Radio.

Previo a la captura, la Policía  ya había recibido algunas denuncias sobre el accionar de la banda. Tras ese rastro, las autoridades encontraron que cerca de 200 personas habían caído en los engaños de los delincuentes. Entretanto, la Fiscalía emitió una orden de captura para detener a los susodichos.

Los delitos por los que serán judicializados son estafa agravada, falsedad en documento y concierto para delinquir.

La detención de “La Colmena” por parte de la Policía pone de presente una problemática que acordona especialmente los márgenes de la capital, por eso las autoridades investigan si tienen alguna relación con otros conflictos de tierras en la capital.  

De acuerdo a información de la Policía, en Ciudad Bolívar la apropiación de tierras ilegales se concentra principalmente en los siguientes sectores: El Paraíso, zona rural de Quiba; Altos de la Estancia; El Tesoro; Bella Flor y La Colmenita. 

Estos barrios coinciden con el área en la que el Distrito piensa ejecutar el proyecto del Cable Aéreo, sobre todo en el sector de Bella Flor y La Colmenita. También tiene una fuerte vocación rural, clave para garantizar las reservas de agua que hay en el lugar.

 
Temas relacionados