Desmontarán valla que prohíbe ingreso a los cerros orientales

El aviso, que apareció este fin de semana en el sendero que comunica a Bogotá con La Calera, es ilegal. Secretaría de Ambiente abrirá proceso sancionatorio.

No es posible caminar hacia el embalse de San Rafael desde el sendero de Santa Ana. Desde este fin de semana una valla lo prohíbe. El aviso apareció este lunes en la carrera 4E, entre las calles 110 y 110 B: "Prohibida la entrada -Reserva Forestal en recuperación". Carolina Sanín, quien frecuenta el sector, se preparaba para subir a los cerros orientales y se encontró con dos vigilantes vestidos con uniformes de seguridad privada que intentaron impedirle el paso.

El aviso, alegó Sanín, "no tiene ningún emblema y no tienen por qué prohibirme el paso". Por este sendero, los caminantes llegan hasta los Tanques del Silencio. Los vigilantes alegaron que la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) había instalado la valla para "proteger a los cerros orientales de los caminantes". En el aviso, sin embargo, no aparece ningún emblema de la Empresa de Acueducto. Los guardias, que transitaban en moto, no revelaron qué empresa los había contratado.

Este martes la Secretaría Distrital de Ambiente visitó la zona. Los funcionarios que realizaron la inspección señalaron que "la valla es de carácter ilegal. Seguramente fue un particular o una empresa privada del sector. Además, la valla no está registrada ante la Secretaría de Ambiente". La entidad confirmó que ni la Empresa de Acueducto ni Alcantarillado ni la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) han establecido una delimitación en esta zona de los cerros orientales.

De hecho, este miércoles la Secretaría de Ambiente visitará el lugar para desmontar la valla y realizar un análisis sobre el índice de afectación del aviso. Dependiendo de este índice, la entidad o la persona responsable de instalar la valla deberá pagar una multa entre 1000 a 5000 Salarios Mínimos Legales Vigentes (SMLV). Sobre la aparición sorpresiva del aviso, la entidad ambiental considera que puede ser resultado del reciente fallo del Consejo de Estado que ordena la protección de los cerros orientales de la ciudad a través de una reserva forestal. "Hasta que no se conozca el fallo en su totalidad, la ciudadanía no puede interpretar qué es o no reserva forestal y mucho menos instalar avisos ilegales", señaló una fuente de la Secretaría.

De acuerdo con la entidad, en la ciudad están autorizadas 760 elementos de publicidad exterior visual. En 2012, la entidad desmontó 115.525 elementos. En la localidad de Usaquén, en donde está asentado el barrio Santa Ana, la entidad retiró 2.255. Sin embargo, la mayoría de vallas ilegales fueron encontradas en Chapinero, en donde fueron desmontadas 90.701. Sobre la instalación de estos elementos, el Secretario de Ambiente, Néstor García advirtió que "Bogotá cuenta con una normatividad para la instalación de todo tipo de publicidad exterior visual, la cual prohíbe avisos y paratráficos en espacio público. El llamado es para que los comerciantes acaten las normas y se eviten futuras sanciones".