Por despidos, dos empleadas se encadenan en sede de la ETB

La empresa despidió al menos a 25 empleados. Dos de ellas se encadenaran a sus puestos de trabajo y dicen que su salida es una retaliación por haberse manifestado en contra de la venta de la empresa. La ETB sostiene que son “decisiones del negocio”.

Luz Mery Soto y María del Pilar Miranda pasarán esta noche encadenadas a los que hasta hoy fueron sus escritorios. /Cortesía
Luz Mery Soto y María del Pilar Miranda pasarán esta noche encadenadas a los que hasta hoy fueron sus escritorios. /Cortesía

Luz Mery Soto y María del Pilar Miranda pasarán esta noche encadenadas a los escritorios que hasta hoy fueron sus puestos de trabajo en la ETB. Hoy, estas dos madres cabeza de familia recibieron sus cartas de despido. Aunque aún no hay claridad sobre cuántos trabajadores saldrán de sus trabajos, la cuenta, al parecer, pasa de 25.

Pese a que todavía no hay una comunicación oficial de la empresa, desde allí aseguran que los despidos están motivados por “decisiones del negocio”, que la ETB está en su potestad de tomar. Sin embargo, las mujeres, que se desempeñaban como operadoras de conmutador, piden ser reintegradas. La Personería de Bogotá, entretanto, se hizo presente en la noche de este jueves en las instalaciones para garantizar que se les respeten sus derechos. Ellas aseguran que se trata de una manifestación pacífica, que no genera traumatismos en las actividades de la empresa.

En las cartas de despido, firmadas por Eduardo Charry, representante legal, se les notifica que se les “da por terminado unilateralmente y sin justa causa su contrato”. Entre quienes salen de la entidad hay incluso una persona que interpuso una denuncia por acoso laboral. Además, algunos de ellos participaron activamente en las manifestaciones que se realizaron para rechazar la venta de la ETB, una propuesta que el Distrito incluyó en su Plan de Desarrollo y que finalmente fue aprobada por el Concejo. “Nosotros asumimos que es una retaliación, porque hemos estado en la lucha por la defensa de nuestro patrimonio”, sostuvo una de las manifestantes.

Los despidos ya fueron notificados al Ministerio de Trabajo, que este viernes hará una visita a la entidad para enterarse a fondo de la situación. Aunque son dos temas diferentes, estos despidos avivan la polémica por la anunciada salida la próxima semana de casi 4.000 empleados, que hacían parte de la planta temporal del Distrito, en una situación que desde las organizaciones de trabajadores han calificado como una “masacre laboral”. La administración, por su parte, aseguran que se trata de un procedimiento normal, pues son contratos que tenían un término fijo.

Temas relacionados