Día clave para la Universidad Distrital: consulta por la Rectoría

Estudiantes, profesores, egresados y administrativos puede votar este martes por uno de los ocho candidatos. El voto en blanco también es una opción.

La muerte del estudiante Miguel Ángel Barbosa ha generado varias protestas este año en la Universidad Distrital / Facebook U. Distrital

La Universidad Distrital es importante para Bogotá, de entrada, por dos razones: una, porque allí estudian cerca de 16.000 estudiantes, en su mayoría de escasos recursos; dos, porque de los $285.000 millones que maneja anualmente de presupuesto, el Distrito le transfiere $193.000 millones. De ahí que la designación de su rector deba acaparar la atención ciudadana, más si se tiene en cuenta la última persona que ocupó ese cargo en propiedad fue nombrada en 2010, después de lo cual se vino una era de inestabilidad que, aparentemente, está por terminar.

Ocho candidatos aspiran al cargo y este martes se lleva a cabo la consulta entre estudiantes, profesores, egresados y funcionarios administrativos con el fin de que voten por su preferido en un procedimiento que se realiza de forma electrónica.

Esta es una jornada clave, aunque no definitiva. Los cinco que obtengan las mejores votaciones pasarán a una entrevista el próximo primero de septiembre con los nueve integrantes del Consejo Superior (CS), encargados, ese mismo día, de la designación y nombramiento del nuevo rector.

Lea también: ¿Quién manda en la Universidad Distrital?

El ganador remplazará a Carlos Javier Mosquera, que ocupa el puesto en encargo desde febrero de 2015.

Es la primera vez, además, que es posible votar en blanco. Tanto en las instalaciones de las diferentes sedes como en redes sociales la campaña por esta opción ha intentado moverse a la par con la de los aspirantes. Y es que si gana el voto en blanco, la consulta debe repetirse con otros candidatos. Incluso, si cinco de los nueve integrantes del Consejo Superior votan en blanco el día de la designación, el proceso se declara desierto.

Los candidatos son los siguientes, en el orden que se les asignó:

Luis Carlos Guzmán Rodríguez.
William Fernando Castrillón Cardona.
Lilia Edith Aparicio Pico.
José Andelfo Lizcano Caro.
Gloria Amparo Molina Herrera.
Carlos William Mera Rodríguez.
Octavio José Salcedo.
Pablo Emilio Garzón Carreño.

¿Qué está en juego?

La posibilidad de votar en blanco la impulsaron los estudiantes en medio de las negociaciones que sostienen con el CS (que preside la secretaria de Educación de Bogotá, María Victoria Angulo) tras el paro que comenzaron en marzo. El inconformismo de ellos y de otros sectores por la forma como se maneja la universidad los llevó a promover esa iniciativa.

La razón del cese de actividades fue, precisamente, la decisión del CS de convocar la elección de rector sin que se haya aprobado una reforma de estatutos que tiene pendiente la Universidad y para la cual había presentado una propuesta, en diciembre pasado, un grupo representativo de alumnos, profesores y administrativos.

Los protestantes también se motivaron en la intención del alcalde Enrique Peñalosa de vender la participación del Distrito en la ETB, pues la Universidad es accionista de esta compañía. El Concejo de Bogotá, finalmente, no incluyó la participación de la institución educativa, que más bien pasará del 1,76% al 2% de las acciones.

Otro asunto que le echó leña al fuego de la indisposición fue la muerte de Miguel Ángel Barbosa, estudiante de tecnología electrónica, quien cayó herido de gravedad en una protesta con el Esmad. Falleció el 3 de junio.

Lea también: Cámaras, el punto ciego en la muerte de Miguel Ángel Barbosa.

Así que lo primero que deberá enfrentar el nuevo rector será dicha reforma, que genera divisiones internas porque intenta cambiar las bases de como funciona la institución desde lo académico y lo administrativo. La Universidad Distrital, como lo contó recientemente El Espectador, es de difícil gobernabilidad debido a los distintos grupos de interés que se mueven adentro; a su vez, ha sido golpeada en los últimos años por escándalos de corrupción que han redundado en su inestabilidad.

Sin embargo, hay opiniones diversas sobre lo efectiva que pueda ser la reforma tal y como la impulsa el grupo conocido como “La Constituyente”, el mismo que presentó su propuesta en diciembre. No todos creen que se ataquen los problemas de raíz.

El otro reto que deberá frentear el nuevo rector es la acreditación institucional, un proceso que viene del año pasado y que está por terminar. 

Temas relacionados