Diabetes, problema de salud pública: en 2015 causó la muerte de 836 personas en Bogotá

La Secretaría de Salud lanzó un llamado a la adopción de hábitos saludables para la prevención de esta enfermedad, con índices mayores en localidades como Kennedy y Engativá.

/iStock

El año pasado, la diabetes, esa enfermedad que afecta al páncreas y altera la producción de insulina en el organismo, causó la muerte de 836 personas en Bogotá, 105 de ellas en la localidad de Kennedy, 95 en Engativá y 90 en Suba. Entretanto, en Colombia murieron 20.000 pacientes de esa enfermedad. Esas cifras son preocupantes, con suficiencia, para que la diabetes sea considerada como un problema de salud pública.

Por eso, aprovechando el día mundial de la diabetes, jornada que está fechada cada 14 de noviembre, la Secretaría de Salud de Bogotá lanzó una serie de recomendaciones y alertas para ponerle freno a esa enfermedad, que puede afectar a casi cualquiera, pues se presenta en un rango de edades que va entre los 20 y los 75 años.

En un estudio de 2015, la Asociación Colombiana de Diabetes identificó que el 70% de los adultos mayores de 30 años padecen la enfermedad en su tipo 2, es decir, tienen los niveles de azúcar elevados. Una condición que solo se revela con exámenes médicos, pero que se puede sondear atendiendo a sus síntomas. En ese sentido, la cartera distrital de Salud recomienda poner cuidado a:

  • Sensación de hambre inusual.
  • Sed excesiva.
  • Frecuencia en orinar.
  • Debilidad y cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Irritabilidad y cambios del estado de ánimo.
  • Sensación de malestar en el estómago y vómitos.
  • Vista nublada.
  • Cortaduras y rasguños que no se curan o se curan lentamente.
  • Picazón o entumecimiento en las manos o los pies.
  • Infecciones recurrentes en la piel, la encía o la vejiga (cistitis).

Frente a la precaución de la enfermedad, asociada sobre todo a factores genéticos, pero también a malos hábitos alimenticios y al sedentarismo, la Secretaría de Salud recomienda:

  • Revisar el horario de comidas, las combinaciones y tipos de alimentos que se consumen.
  • Evitar los carbohidratos refinados como pan blanco, arroz blanco, pasta, pizza, galletas, gaseosas, refrescos, jugos azucarados, dulces y reposterías.
  • Aumentar la ingesta de frutas y verduras.
  • Revisar la piel de manos, cuello, nuca, axilas, cintura e ingle para observar si en los pliegues se tienen zonas más oscuras o con aspecto curtido (hiperpigmentada).
  • Constatar si existen formaciones de pequeños bultitos (fibromas blandos) en cuello, axilas e ingle, ya que estos son signos asociados a la obesidad y a diabetes.
  • Visitar regularmente al médico y hacer pruebas de laboratorio para conocer sus niveles de glucosa (azúcar) e insulina en ayunas y después de comer.
  • Realizar con regularidad algún tipo de actividad física.

 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias