Directora del Fondo de Vigilancia y Seguridad renuncia a su cargo

Natalia de la Vega asegura que cumplió sus metas.

Archivo

Este martes se conoció una nueva renuncia en el gabinete distrital del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro. Se trata de la directora del Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS), Natalia de la Vega.

La funcionaria anunciará su salida oficial del cargo en la tarde de este martes. De la Vega seguirá trabajando en la Administración Distrital, pero hasta el momento se desconoce en qué entidad se desempeñará.

La directora del FVS dijo que renuncia a su cargo porque considera que cumplió las metas trazadas en la entidad en la que trabajaba desde hace un año. Además, asegura que logró sacar adelante al Fondo luego de los escándalos en los que se vio inmerso por el carrusel de la contratación. 

Natalia de la Vega fue cuestionada en el Concejo de Bogotá por contrataciones relacionadas con adquisición de equipos para la seguridad de la ciudad y motos eléctricas para la Policía Metropolitana de Bogotá.

En repetidas oportunidades algunos cabildantes de la ciudad solicitaron su renuncia al cargo.

La gerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad del Distrito (FVS), Natalia de la Vega, estuvo en la mira de los organismos de control debido a las más de 15 denuncias que ha hecho el concejal Javier Palacio sobre errores administrativos en la entidad en menos de un año.

De la Vega asumió la gerencia del FVS en septiembre de 2012. La primera piedra en su zapato fue la compra de 100 motos eléctricas para la Policía. El contrato, si bien lo había firmado su antecesor, César Manrique, fue objeto de polémica durante el mes de febrero pasado. Ahí, se desató una cruzada por la cabeza de la gerente.