La distancia entre Galán y Parody

Lo que parecía una alianza perfecta y natural: tres jóvenes candidatos, con múltiples coincidencias en sus ejes programáticos, se ha venido empantanando en las últimas semanas, hasta el punto de que parece tomar tintes de pelea.

La propuesta de convergencia hecha el miércoles pasado por el candidato liberal a la Alcaldía de Bogotá, David Luna, y dirigida a los candidatos Gina Parody (independiente) y Carlos Fernando Galán (Cambio Radical), no hizo sino agudizar, de cara a la opinión pública, las aparentes desavenencias existentes entre Parody y Galán.

Después de que ambos descartaran públicamente la posibilidad de hacer una encuesta tripartita, en la campaña de Parody insisten en que de parte de la candidata no hay razones personales para rechazar la alianza. Por el contrario, “si Luna y Galán fueran candidatos independientes, la unión podría ser posible”, asegura una fuente cercana a Parody.

Sin embargo, del lado de la campaña de Galán cada vez es más evidente un creciente sinsabor hacia Parody, pues él, según varias fuentes, tiene sus razones.

En primera instancia, a Galán le habría molestado la supuesta conversación sostenida en el avión presidencial entre el presidente Juan Manuel Santos y el presidente del Partido Liberal, Rafael Pardo, en la cual éste le habría asegurado a aquél que quería una alianza entre los tres jóvenes candidatos en torno a Parody.

A esto se sumaría el sistemático ataque que ha emprendido Parody contra los vínculos de los partidos en la ciudad con actores ilegales. Ejemplo fundamental de su postura fue la denuncia contra el concejal de Cambio Radical, Julio Acosta, a quien acusó de tener vínculos con paramilitares.

Esto habría atizado el malestar de Galán, quien ya venía molesto con el proceder de la candidata. De hecho, Galán fue uno de los cuatro aspirantes a la Alcaldía (Gustavo Petro, Enrique Peñalosa y David Luna eran los otros en la baraja) que firmó una carta , dirigida al diario El Tiempo, para protestar por la filtración a este diario de una encuesta, pagada por la campaña de Parody, en la que ella aparecía en los primeros lugares. Los aspirantes solicitaron al medio publicar la ficha técnica.

Así las cosas, parece evidente la distancia que separaba esta semana a los dos candidatos. La pregunta que queda en el aire es: ¿No estaba enterado David Luna de todo esto?

 

últimas noticias

Agilizar la calle 13, problema de peso

Belén, un espacio para el skateboard en Bogotá

La champeta que se instaló en Bogotá