Distrito continúa sustitución de vehículos de tracción animal en Bogotá

La Administración Distrital adelanta un programa que ofrece alternativas concretas a las personas y familias que desarrollaban el oficio de carreteros en Bogotá.

Secretaría Distrital de Gobierno

Con la expedición del Decreto 040 de 2013, desde 2014 se implementó el Programa de Sustitución de Vehículos de Tracción Animal, que hasta el momento ha logrado ofrecer alternativas concretas a las personas y familias que venían desarrollando el oficio de carreteros en la capital del país. Esto, en cumplimiento de lo dispuesto por la ley 769 de 2002 del Código Nacional de Transito, en el que se prohibió la circulación de estos vehículos de en las zonas urbanas de los municipios de categoría especial y de primera categoría.

2800 personas cuentan actualmente en Bogotá ya sea con un vehículo automotor o con un plan de negocios con el que el Distrito busca permitirles una mejoría en sus ingresos y los de su familia, además de contribuir con el desarrollo de la ciudad.

‘‘La ciudadanía y las organizaciones que propenden por el buen trato a los animales, han reconocido en el Programa, una solución definitiva para los equinos quienes en su gran mayoría reciben atención y cuidado por parte de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales y centenares de personas que los han tomado en adopción’’, manifestaron desde la Secretaría Distrital de Gobierno.

Sin embargo, fueron varias las personas que no reclamaron el no haber sido incluidas en el programa, por lo que la Administración Distrital estableció un mecanismo especial de verificación a través de la Directiva 003 de 2014, en cabeza de las Secretarías General, de Ambiente, de Movilidad y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), con el fin de establecer si los reclamantes ejercían el oficio de carreteros en el momento de entrada en vigencia del Programa.

Para hacer el proceso de verificación, el Distrito realizó una sistematización de la información existente en las bases de datos de las entidades encargadas, además de visitas domiciliarias a cargo de las Secretarías de Salud e Integración Social, en algunos casos.

‘‘Reiteramos que dicho proceso de verificación no requiere ningún tipo de intermediación frente a la Administración, ni implica costo alguno para los interesados. Llamamos a la ciudadanía, a las organizaciones y a los reclamantes a no dejarse engañar por personas inescrupulosas que ofrecen éstos servicios y poner en conocimiento de las autoridades competentes éstos hechos’’ puntualizó la Secretaría de Gobierno.

En el momento, el Distrito se encuentra a la espera de la decisión de la Corte Constitucional sobre una de las tutelas interpuestas, ya que dicho fallo brindará los lineamientos técnicos y jurídicos para continuar con la definición de las reclamaciones por parte de la Administración.