Distrito demandará prórroga de licencia de construcción de Cerro Verde

Estás son las medidas que se tomarán contra el proyecto de vivienda en los Cerros Orientales.

La Asociación Amigos de la Montaña realizó un plantón en defensa de los cerros en diciembre de 2014. / Luis Ángel

Nuevos elementos se suman a la controversia que ha generado Cerro Verde, el proyecto de vivienda al que le prorrogaron su licencia de construcción y que suscitó la denuncia de los Amigos de la Montaña por estar en la zona de reserva de los cerros orientales. Ayer la Comisión de Veeduría de las Curadurías Urbanas de Bogotá confirmó que habrá una demanda contra la licencia de construcción (como lo había contado El Espectador), entre otras medidas. Pero mientras esto ocurre, la constructora también intenta sustentar la legalidad de su plan y por ello envió al Distrito pruebas de sus argumentos.

La demanda la presentará la Comisión junto con las secretarías General y de Planeación. Uno de los argumentos es que en el expediente hay pruebas de que el propietario conocía de la existencia de la Reserva Forestal de los Cerros Orientales y el Consejo de Estado aclaró en su fallo de 2013 que los derechos adquiridos para urbanizar en esta franja se respetan siempre y cuando no se demuestre que los responsables conocían la afectación al área protegida.

Otra decisión de la Comisión, de la cual se podría desprender la solicitud de una investigación disciplinaria ante la Procuraduría, es pedirle a la curadora urbana N° 4, Olga Lucía López Medina, que explique los motivos por los cuales expidió la prórroga de la licencia de construcción de Cerro Verde. Según el organismo, la curadora no tuvo en cuenta que el Distrito prohibió expedir licencias en los cerros mientras se emite el Plan de Manejo de la reserva y de su franja de adecuación, como quedó ordenado en el Decreto 222 de 2014.

Entre tanto, Andrés Carvajal, director jurídico de Megaterra (la responsable de Cerro Verde), contó ayer a este diario que entregaron documentos adicionales al Distrito, la Procuraduría y la Curaduría N° 4, en los que muestran que entre 1996 y 2006 alcanzaron a hacer obras de urbanismo. Se trata de un acta de visita realizada por la Alcaldía Local de Chapinero en 2006, que se refiere a obras de urbanismo en el predio. Esto en respuesta a lo que ha dicho el Distrito hasta el momento: que luego de una visita realizada en diciembre no encontró obras iniciadas, de urbanismo ni de construcción y que de esta manera la Curaduría no tenía justificación para prorrogar la licencia.

Respecto a los derechos adquiridos para continuar el proyecto en los cerros, Carvajal asegura que el Distrito hace un “entendimiento equivocado de la sentencia del Consejo de Estado. Reitera que fue el mismo Distrito el que en su momento, hace unos 20 años, llegó a una concertación con ellos para que recuperaran parte del bosque a cambio de dejarles construir edificios en una parte del terreno. El abogado también añade que le pidió una aclaración al alcalde local de Chapinero respecto a los motivos por los cuales le sugirió a Megaterra abstenerse de comenzar obras, cuando “esta no es su facultad”.

Precisamente, en caso de que comiencen las obras de construcción, la Comisión de Veeduría a las Curadurías anunció que pedirá a la Alcaldía Local de Chapinero que las suspenda de manera preventiva, con base en las recomendaciones formuladas por el Distrito.

Por ahora, la batalla entre los defensores de los cerros y la constructora de Cerro Verde está lejos de resolverse. Lo que esperan el Distrito y los Amigos de la Montaña es que el asunto no se aclare cuando ya los edificios estén construidos y no haya nada que hacer. Los constructores insisten en que tienen un acuerdo pactado y todo en regla para continuar. Los próximos días serán claves en cuanto a la situación de la curadora urbana Olga López. Planeación ha dicho que ella “al parecer no realizó una revisión minuciosa de los documentos que reposan en el expediente (de la licencia de construcción), en los que se podría determinar si los titulares conocían o no de la afectación ambiental”.

 

[email protected]