Distrito devolvería dinero de valorización si Concejo de Bogotá deroga el decreto

El alcalde Gustavo Petro dijo que la citación a extras es para anular acuerdo 180 de 2005.

El alcalde Gustavo Petro dijo que las sesiones extraordinarias a las que se ha citado al Concejo de Bogotá buscan la derogación del acuerdo 180 de 2005, lo que permitiría la devolución del dinero a los bogotanos, así lo dijo el burgomaestre capitalino en diálogo con Noticias RCN.

El mandatario manifestó que espera que en el mes de mayo se conozca la decisión definitiva que tome el Cabildo y que el Distrito estaría obligado a cumplir.

“Veríamos qué pasa en la comisión de presupuesto, son dos debates, primero va a la comisión del presupuesto y después pasa a la plenaria, así que a finales del mes de mayo supongo existiría una decisión definitiva, por eso es que la ciudadanía debe estar atenta frente a las discusiones que el Concejo adelante”, afirmó.

El mandatario de los bogotanos dijo que los acuerdos aprobados por el Concejo únicamente pueden ser derogados o transformados por el Cabildo y por ello su Administración presenta la propuesta de derogatoria que contemplaría tanto el acuerdo 180 de 2005, como el acuerdo 451 del 2010, que está a punto de cobrarse.

“En 2012 no se logró un entendimiento con el Concejo, digamos que ahora existe un clima que permite una discusión racional y argumentativa”, dijo Petro.

Además el mandatario indicó que se ha adecuado la posición del Distrito frente a un plan de reactivación económica que impida el estancamiento económico del país, según las argumentaciones presentadas por el Gobierno Nacional.

“Ese plan tiene que ver con lo siguiente: no cobrar el impuesto de valorización, tal como lo he dicho, pero al mismo tiempo proponer un listado de obras públicas que el Concejo ayude a financiar vía endeudamiento, lo que provocaría una reactivación económica”, expresó el mandatario.

Según Petro en este plan están contempladas las obras de la Troncal de Transmilenio de la Avenida Boyacá , los dos cables para las comunidades de Usme, San Cristóbal y Ciudad Bolívar, y las avenidas en el occidente de Bogotá que desembotellan la ciudad.

“También están la Agoberto Mejía de Bosa, la Constitución de Engativá, la Alsacia de Kennedy y la Rincón en Suba y otras obras, y al mismo tiempo la Administración ha decidido pasar a etapa de factibilidad los estudios presentados dentro de las iniciativas privadas que determina la ley, en total unos 4 mil millones de dólares entre las cuales están los tres Tranvías el de la Carrera Séptima, el del occidente Estación de la Sabana y el del sur hacia Soacha”, puntualizó Petro.