Distrito lanza campaña para evitar quemados por pólvora en temporada decembrina

La estrategia para concientizar a los bogotanos sobre los efectos negativos de manipular estos artefactos está encabezada por el propio alcalde Enrique Peñalosa, víctima del uso de la pólvora.

Según cifras de la Secretaría de Salud de Bogotá, conocidas previo al inicio de la temporada decembrina, en lo corrido del año ya son 26 las personas que han resultado quemadas con pólvora. Por ello, la Administración Distrital lanzó este viernes una campaña para evitar lesionados por la manipulación de estos artefactos durante las fiestas de fin de año, una problemática que afecta principalmente a menores de edad.

La campaña, denominada ‘La pólvora destroza la Navidad’, busca prender las alarmas por el uso y manipulación de elementos pirotécnicos. Y es que, en apenas mes y medio (entre diciembre de 2015 y el 16 de enero de este año) fueron 51 los lesionados por pólvora, lo que hizo de 2015 el año en el que más se han registrado afectados por pólvora en la última década. 

La estrategia para controlar el uso y la comercialización de estos materiales está en cabeza del propio alcalde Enrique Peñalosa, quien protagoniza un video en el que evidencia las nefastas consecuencias de la pólvora: cuando tenía 11 años, el mandatario perdió parte de su dedo índice por manipular elementos pirotécnicos.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo conjunto de alcaldías locales, Policía, Bomberos, Fiscalía, Ejército Nacional y el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), pretende intensificar los operativos para incautar artículos pirotécnicos, fuegos artificiales y globos, que estén siendo fabricados, comercializados o distribuidos de manera ilegal.

Para ello, se han priorizado las localidades de Ciudad Bolívar (26), Bosa (26), Kennedy (23), Suba (19) y Usme (18), debido a que son las zonas de la ciudad donde más lesionados con pólvora se han reportado entre el 2012 y 2016, según datos de la Secretaría Distrital de Salud. 

“La campaña está dirigida especialmente a padres de familia y adultos responsables para que haya un impacto real y una sensibilización en el uso inadecuado de la pólvora. Esta campaña acompañará un proceso policivo y toda una serie de operativos. Contará además con el acompañamiento y el apoyo del Ejército, quien nos ayudará en el almacenamiento y destrucción de la misma”, explicó el Secretario de Gobierno, Miguel Uribe Turbay.

El objetivo de la estrategia es llegar también a padres, cuidadores, tíos y abuelos, para que no permitan que los niños manipulen pólvora. En esa línea, el Distrito recordó que los adultos pueden enfrentarse a sanciones civiles y multas de hasta cinco salarios mínimos legales mensuales en caso de que sus hijos sean sorprendidos usando pólvora.

“Tenemos toda la determinación para trabajar desde el punto de vista sancionatorio, pero también, gracias al apoyo de la Secretaría de Salud, vamos a tener una ruta de atención inmediata para quieres –ojalá no se den casos– resulten quemados. Complementaremos toda esta estrategia con una campaña preventiva”, agregó Uribe.

Los ciudadanos podrán denunciar la manipulación, venta o fabricación de pólvora ilegal al Número Único de Seguridad y Emergencias 123. La Secretaría Distrital de Salud, por su parte, ya tiene establecido un plan de contingencias de atención inmediata, de presentarse algún caso de lesionado con pólvora. De forma complementaria, habrá coordinación con los gobiernos de municipios aledaños a Bogotá para la realización de los operativos de control.

La campaña de la Administración se conoce días después de que el concejal Jorge Torres (Partido Verde) advirtiera de la ‘timidez’ con la que el Distrito puso en marcha la campaña para prevenir el uso de la pólvora. Según el cabildante, la estrategia “se queda corta” frente a la problemática y a las medidas que ya tomaron ciudades como Medellín e Ibagué, en donde se prohibió el uso de pólvora en la temporada de fin de año.

“Queremos cero quemados en este diciembre. Los niños han sido los más afectados por esta problemática. En 2014 los casos de menores quemados llegaron a 18, para el 2015 se elevaron a 26 lo cual representa un aumento del 44%”, reclamó Torres. 

 

últimas noticias