Distrito liquidó contratos de aseo para recuperar bienes avaluados en $35 mil millones

La liquidación de los contratos de concesión con Lime, Aseo Capital y Atesa se hizo de forma unilateral.

Archivo El Espectador

La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) anunció la liquidación unilateral de contratos de concesión 2003-2011 con las empresas operadoras de aseo para la recuperación del valor de los bienes afectos a la prestación del servicio avaluados en más de 35 mil millones de pesos.

La decisión permite superar la diferencia con los operadores y recuperar para la ciudad el valor de los equipos y los demás bienes afectos a la prestación del servicio que los usuarios ya pagaron a las empresas durante la vigencia del contrato, vía tarifa del servicio, y que ahora deberán reintegrarse al Distrito.

La Uaesp declaró la liquidación unilateral de los contratos suscritos para los servicios de recolección, barrido y limpieza de la ciudad de Bogotá con los operadores de aseo Atesa, Aseo Capital y Lime, ejecutados desde el año 2003 y que terminaron el 15 de septiembre de 2011.

La medida fue adoptada para proteger el patrimonio de los habitantes de la capital ante la insistencia de los operadores de hacer una liquidación bilateral, pero sin ofrecer una alternativa favorable a los intereses de la ciudad en aspectos fundamentales como la reversión de equipos y entrega de información y software, razón por la cual, al vencerse las etapas estipuladas por la Ley, se recurre a la liquidación unilateral, que es una opción contemplada en el ordenamiento jurídico colombiano.

Con esta decisión, que pone fin a la relación contractual, se busca recuperar los bienes afectos a la prestación del servicio y el valor correspondiente a los vehículos amortizados durante la vigencia de la concesión. En cifras y conforme con avalúo de los vehículos, indexados a 30 de abril de 2013, arroja las siguientes cantidades:

  • Lime: $16.114.166.157
  • Aseo Capital: $12.647.778.000
  • Atesa: $6.983.208.644

Esta liquidación ordena además a los concesionarios realizar diversas acciones relacionadas con la reversión de información y software afectos a la prestación del servicio que aún no se han realizado de manera definitiva.

Es importante destacar que el contrato celebrado con el concesionario Ciudad Limpia no se le liquida unilateralmente por cuanto en el contrato de operación, hoy vigente, esta empresa solicitó expresamente que se dejara allí estipulado que la controversia referente a la reversión de vehículos fuera resuelta por el juez natural del contrato, razón que lleva a la Unidad a actuar de acuerdo con lo allí estipulado.